DIRECTORIO MUNDIAL DE LITERATURA, HISTORIA, ARTE Y CULTURA          

gallery/logo conjunto 2

DIRECTORIO MUNDIAL DE LITERATURA, HISTORIA, ARTE Y CULTURA

Sonatina Poética

 

La Academia Latinoamericana de Literatura Moderna
dentro de su Programa de Financiamiento para Escritores Iberoamericanos
y con su Programa Editorial Sagitario
presentan
 
Una obra más del Dr. Fco. Xavier Ramírez S.

 

Sonatina Poética

 

 

Al Señor, por su eterna protección y abrigo.

 

A Norma, amor eterno.

 

A mis hijos y a mis nietos, parte vital de mi ser.

 

A mis amigos, de siempre y por siempre.

 

A mis lectores, que aunque pocos,

para mi son valiosos.

 

Para mis compañeros poetas,

más que rivales, camaradas de lucha.

 

 

A MANERA DE PRESENTACION

 

Inicio este cuarto libro de poesía con un orgullo muy personal: la primer composición poética de una de mis nietas -Estefanía Aguilar Guerrero, de nueve años de edad- que ganara el Primer Lugar en el concurso correspondiente en su escuela, la Primaria Matutina Adolfo López Mateos, cuya Dirección Escolar, encabezada por la Profra. Raquel Rivera Centeno y la Subdirectora, Profra. Ma. Cristina Mendoza López, entregara el Diploma que reza:

 

Es plenamente grato dirigir este mensaje para hacerte saber que nos llena de orgullo y satisfacción el conducir a jóvenes como tú: entusiastas, responsables y triunfadores.

Por haber obtenido el Primer Lugar en Composición Poética del programa nacional de Lectura a nivel escuela.

Recibe nuestro reconocimiento e invitación para que con tu esfuerzo y esmero contibuyas al engrandecimiento de tu Patria que necesita hombres y mujeres plenos, seguros y vencedores.

Está firmado en Cuauhtitlán Izcalli, México, el 14 de marzo del 2005, y cabe hacer la aclaración de que su trabajo no recibió asesoría alguna de sus maestros, lo que supongo reclamaba la convocatoria respectiva.

 

Cuando fui enterado de su éxito y leí su poema, el orgullo que sentí al escuchar la frase “es poeta... como su abuelo” fue indescriptible. Mi única respuesta fue el ofrecimiento de que su poesía encabezaría mi siguiente poemario. Aquí cumplo, y no sólo por ser promesa de abuelo, sino por dos cosas más: la primera, la calidad de su trabajo -con todo y ser el primero, a tan temprana edad y sin asesoría, recordando que mi primer poesía fue realizada a los nueve años- que usted mismo calificará en esta obra y, la segunda, como una muy sana intención de que sea el acicate para que continúe por la senda de la literatura.

Amairany, su hermana gemela no es poeta, pero sí su complemento. Como declamadora, sacó el Segundo Lugar a nivel de la Zona en donde estudia. A ambas, un abrazo y un beso.

Desde aquí, mi agradecimiento a esos maestros que aún se preocupan por la letra y por su enseñanza. Un fraternal abrazo y un millón de felicitaciones, que hago extensivas hasta el arcón del recuerdo a mi querida e inolvidable maestra de sexto año, la insigne Profesora Clementina Munive, quien precisamente sembrara en mí el amor por la letra.

 

 

    Hondamente Conmovido

 

Dr. Ltt. Fco. Xavier Ramírez S.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA MI AMOR

por Estefanía Aguilar Guerrero

 

Son tus ojos

dos luceros

que brillan

cuando me miran.

 

Tus labios de fresa

quisiera besar

y que te quedaras presa

dentro de mi sin pensar.

 

Tú eres mi cielo,

yo soy tu sol,

y al mirarnos tus mejillas

se sonrojan como traviesas chiquillas.

 

Cuando duermo sueño en tí

como un diamente brillando,

te llevo dentro de mi

y no quiero despertar llorando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ME ALCANZASTE!

al Santo Niño de Atocha

 

Allá en mil quinientos sesenta y seis

surgió la mina de plata hermosa;

San Demetrio brindó amable la mies,

Plateros nombre la hizo famosa.

 

Y un crucifijo, talla natural,

cubrió con su fama milagrosa

de los orfebres sede patronal,

y santa resurrección gozosa.

 

Se levanta su fastuoso templo

en setecientos ochenta y nueve,

dando lugar a un infante asiento

que desde entonces conciencias mueve.

 

Es pequeño niño peregrino

con báculo y guaje de viajero,

del que nadie sabe cuándo vino

desde Atocha, con andar ligero!

 

Allá, de comer daba a los presos

víctimas de la estampida mora;

aquí, protege a los viajeros,

y del peligro cuida la hora.

 

 

 

 

De Atocha, Praga o mexicano,

anda fiel por valles y colinas,

desgastando suela del zapato,

vigilando a dónde te encaminas.

 

Ya desde el tiempo de la Cruzada

concha de San Diego peregrino

junto a pluma se quedó clavada

en tu sombrero, mi Santo Niño.

 

Pero es Plateros, en mi Fresnillo,

tu casa en mi amado Zacatecas,

donde derramas milagro y brillo

como lo prueban exvoto y vetas.

 

Yo iba a verte en ferviente anhelo

como un corazón más que atrapaste,

mas al salir... Dios Mío! Qué Veo!

tú mismo viniste y me alcanzaste!

 

Fui a tí queriendo homenajearte,

y me sumé al grupo jubiloso,

grupo peregrino y danzante,

a ver de cerca tu rostro hermoso.

 

Es igual al de mi Cristo amado!

pero si el tuyo guarda calma...

el de él se muestra acongojado

por el sufrimiento de su alma!

 

 

 

 

Sí, lo sé... tú eres niño y él hombre,

pero ambos el Jesús comparten

pues seas Cristo o Niño, el que te nombre

gozará la protección que imparten.

 

Vaya a tí mi ruego penitente

que espero escuches con ligereza;

que yo, con amor y humildemente,

cúmplote aquí mi firme promesa.

 

Que allá te quedes... no me apura!

hasta allá, mi gente te venera...

aquí, junto a mí y con ternura,

te tengo en mi Cristo de madera!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NIÑA LAGUNARIA

a la Virgen de San Juan de los Lagos

 

Es vuestra Catedral Basílica

del siglo dieciocho enseñoreada,

cuna de devoción idílica

construida en cantera rosada.

 

Ahí, con tu columna toscana,

y bajo tu cornisa movida,

nos recibes de muy buena gana

cumpliendo la manda prometida.

 

Mi Virgen de San Juan de Los Lagos,

por Miguel de Bolonia traída

que brindaste tus santos halagos

por mano santa de Ana Lucía

 

Llegó el cirquero con su acrobacia

y en su torpe y terca porfía

no vio en la espada la cruel desgracia

en que la niña vida perdía

 

Puesta a tus plantas, de Andrés la esposa

sobre el cadaver tu imagen sentó,

y cosa hermosa... maravillosa!

tu primer milagro se presentó!

 

 

 

 

Y que decir de tu imagen bella

que cuando fea se te despreció,

a sacristía dieron con ella...

mas en el altar se reapareció!

 

Pero aquel pobre volantinero

a mandar retocarle se ofreció;

y un par de ángeles de andar ligero

en Guadalajara le resarció.

 

Del milagro dieron cuenta final

Diego Camarena, Juan Contreras

Leonel Cervantes de Carvajal,

y Real Audiencia, que dio primeras.

 

Y desde entonces todos aquellos

que lloran tristes la amarga pena,

claman por tí entre sus resuellos

esperando tu intervención buena.

 

Ante tu imagen extraordinaria

confiesan de rodillas tu favor

y en oleada multitudinaria

presentan su respeto con fervor.

 

Y mira tú, cosa más curiosa,

estás hecha de maíz en pasta,

y de mano indígena enjundiosa

que dejó en tu figura su casta.

 

 

 

 

Michoacán fue de creación tu cuna,

del lugar por el que ahora existo,

de aquel bello Pátzcuaro laguna...

exáctamente... como mi Cristo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL VERDE VARIANTE DE TUS OJOS

Oct. 22 del 2004

 

Que rápido pasa el tiempo...

pero mira tú... que curioso...

si en la agonía pasa lento,

en la paz pronto y airoso!

 

Casi dos décadas han pasado

de dedicarte mi canto,

como el zenzontle ha cantado

al poeta que le amara tanto.

 

Mi primer verso fue a tus ojos,

a sus reflejos verdes radiantes!

Hoy igual, postrado de hinojos,

quiero cantarle a sus variantes.

 

Como aquella que transparenta

la satisfacción placentera

que el alma unida experimenta

una noche de quimera.

 

Y que contrasta en mis dolores

cuando el verde se anega

de lágrimas multicolores

por la pena a que se apega.

 

 

 

 

Pero no, mil veces prefiero

en tu rostro ver la sonrisa

que destella en el verdero

de una vida calma, sin prisa.

 

Ver ese verde comparado

con el verde de mi campo,

un verde almibarado

al que aún adoro tanto!

 

Y es que de tus ojos ese verde

me hace verte por doquiera,

y recordarte es tenerte,

como en el verde de la sementera.

 

O como el del chile serrano

que da color a la macha salsa,

con juego de muñeca en mano

molida en molcajete en casa.

 

Y con jitomate y cebolla

le da ese sazón que engalana,

con sus frijolitos de olla,

a la cocina mexicana.

 

Verde, verde, verde el chayote,

chícharos, haba y calabaza,

verde el cilantro y el ejote,

miles de verdes que el ver no alcanza.

 

 

 

 

 

Es verde también, como tus ojos,

el pardo tono del pozole,

y el aguacate que de hinojos

se entrega amoroso al guacamole.

 

Mi gozo es el verde limonero

que acompaña a tequila por igual

que a una copa tixtleca de mezcal,

sello inconfundible de Guerrero.

 

Verde limón, el de agrio gusto,

que flota en un vaso de agua fresca,

peina, aseda y levanta el busto,

lo mismo que sana y desinfecta.

 

Verde de mi pradera huraña

que se extiende en lontananza,

o el verde obscuro de montaña

en donde el indio clama venganza.

 

Verde pectoral en Sanborn’s,

café con charla degustado,

en el de la Costera con hermanos,

en Lafragua con el afamado.

 

Verde recio del musgo pintado

que acolcha mi Nacimiento,

rememorando lo anunciado:

del Rey de Reyes advenimiento!

 

 

 

 

 

O el verde del pino oloroso

que engalanas con esferas,

dejándolo grácil, donoso,

de Navidades quimeras.

 

Verde bandera, de color de patria,

que acompaña al rojo sangre vertida

en defensa heróica nunca vencida

y al blanco nubil de pureza innata.

 

Es el verde trigarante

que usaron los libertadores

que en heroico desplante

expulsaron a sus conquistadores.

 

Verde olivo de la dualidad falaz

a la vez verde militar de guerra,

que tan fatales desgracias encierra,

y a la vez olivo en rama de la paz.

 

Verde de recias batallas

que en historia y vida ha anotado,

por igual el dolor que callas

o el amor que has entregado.

 

El verde de la esperanza

que desde el fondo te brota,

cuando la vida no alcanza

o el espíritu se embota.

 

 

 

 

 

El verde que da vida a tu faz,

como el tallo de verde hoja

que da vida a la rosa montaraz

y que comérsela a besos se antoja.

 

Verde esmeralda, color de mi amada

y de palmera, con figura y forma

de cintura esbelta como mi Norma,

pureza en cuyos ojos destellaba.

 

Dios! que afán de amarte!

de ser ese verde esmeralda

el motivo de adorarte,

de expresar lo que mi alma guarda!

 

Sólo quisiera recordar

aquel verso de San Valentín,

que hiciese para conmemorar

mi profundo amor, por ti sin fin.

 

Dios te guarde, Norma amada,

que yo te guardaré de buena gana,

como Juan Diego en la Guadalupana,

hasta mi muerte, en los ojos reflejada!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOOR AL CUAUHTÉMOC

(Dedicado con respeto al

Almirante Marco Antonio Peyrot González, Secretario de Marina,

y a mi querido amigo el Comandante Salvador Miranda Orendáin,

en su último viaje como Comandante del glorioso velero)

 

Eran los buques mismos y los mares

práctica viva de la navegación;

contramaestre, marino y avatares

aprendían en su propia condición.

 

Pero llegaron grandes adelantos;

máquina, electrónica y armamento

fueron a bordo los nuevos encantos,

formando así novísimo elemento.

 

El aula marina instalose en tierra

para dar delicado adiestramiento

que la instrucción técnica encierra

al manejo del fino instrumento.

 

Mas ni la propulsión nuclear misma

dejó anacrónico al gran velero!

Faltaba en la máquina el carisma

muy propio y personal del marinero.

 

Y es que es sólo en vivo la emoción

capaz de explotar sus cualidades:

valor, fidelidad, colaboración,

espíritu, responsabilidades.

 

 

Y fuiste tú, Cuauhtémoc victorioso,

nave escuela de mexicana Armada,

que de Bilbao España y su astillero

llegases a mi patria destinada.

 

Tres palos y veintitrés velas abarca

conjunto del velamen majestuoso,

aparejo de tu clase Brik-Barca

que luces en los mares orgulloso.

 

En trinquete y mayor 10 velas cuadras

saludaban, con las trece cuchillo,

a nuestro Almirante Cházaro Lara

y al Presidente López Portillo.

 

Septiembre veinticinco fue el momento

del ochenta y dos cuando se dio a la luz

la ceremonia de abanderamiento

en el hermano puerto de Veracruz.

 

De entonces, navegante incansable,

los mares del mundo llegaste a sondear,

bañando de honor uniforme y sable

de la Heroica Escuela Naval Militar.

 

-o-o-o-

 

El cabo de abacá en tu emblema,

la jarcia de labor, es el reflejo

de tripulación en ardua faena

de largar y cargar el aparejo.

 

 

 

Tu silueta, en el centro dibujada

navegando airosa hacia el poniente

con todo el aparejo impulsada,

primera travesía hace presente.

 

Y Ehécatl, Dios Azteca, con su aliento,

que hacia ese punto tu camino impulsa,

ve aparecer al Sol que irredento

vespertino crepúsculo anuncia.

 

En el punto norte, intercalados,

astros siderales que hacen posible,

paso a paso, saber a intervalos

la posición confiable y creíble.

 

El Águila del Escudo Nacional

corona el emblema con dignidad,

en áurea significación pasional

de buque y dotación mexicanidad.

 

-o-o-o-

 

Tras del aula la enseñanza teórica,

es tu crucero de vigencia anual

el saber de aplicación práctica

de los Guardiamarinas en general.

 

Astronomía y cinemática naval,

conjugadas con la comunicación

y derecho marítimo internacional,

da al carácter férrea y clara formación.

 

 

 

Seminario y Práctica de navegación

y la administración del mantenimiento,

es estudio táctico de obligación

que les brinda un mejor rendimiento.

 

Personal de cubierta y carpinteros

observan operación a segura

de la jarcia, velamen y aparejos,

de maniobra, casco y arboladura.

 

Mientras torneros y maquinistas

operan el sistema de propulsión,

es encargo de los electricistas

la correcta fuente de generación.

 

Del gobierno del buque seguridad

y la operación de equipos y aparatos,

es de Navegación responsabilidad

para surcar la mar sin sobresaltos.

 

Establecer rápido y confiable enlace

para realizar la segura misión

que el Alto Mando ordena desplace,

es de Comunicaciones comisión.

 

Camareros, panaderos, cocinero,

sastres, oficinistas y peluqueros,

coordinan y controlan con esmero

materiales y abastecimiento.

 

 

 

 

 

La salud de miembros de la dotación

está en manos de toda una autoridad

en materia de cura y prevención:

Oficiales del Servicio de Sanidad.

 

Es el mantenimiento del velamen

faena de muy celosa presencia,

que realiza a mano el Contramaestre

de todos con la mayor experiencia.

 

-o-o-o-

 

Oh Cuauhtémoc! Buque Escuela del Honor!

Tlatoani de los mares mexicano!

Has cruzado diez veces el Ecuador,

veintidós de Greenwich el meridiano.

 

Ocho del tiempo la línea internacional,

dos Canal de Suéz, una Cabo de Hornos,

y veintisiete de Panamá el Canal

mas dos viajes de circunnavegación.

 

Quinientas mil veces náutica milla

en tres mil cuatrocientas singladuras,

rasgando mar y ola con tu quilla

hinchadas al par vela y galanuras!

 

De la helada Alesund, Noruega al norte,

a Cabo de Hornos, sur y prez de Chile,

testimonian admirados tu porte

y el paso grácil de tu desfile.

 

 

 

Porte y gracia con que tú arrebatas

primicias en náuticos festivales,

compitiendo en importantes regatas

o travesías internacionales.

 

Como los dos dignos ejemplares

del prestigiado trofeo de la Cutty Sark,

que Irlanda otorga sin ambages

al que demuestra ser Rey de la Amistad.

 

O de Boston aquella Copa Tetera

que la Asociación Internacional

de Entrenamiento a Vela entrega

al Segundo Mejor Registro historial.

 

Asombrados, Bombay y Alejandría

vieron, por tus marinos preparados,

buques, tripulación y gallardía

de Europa y América superados.

 

-o-o-o-

 

Más de veinte cursos de navegación

y las maniobras en buque de vela,

mantiene viva llama de tradición

que el marinero de antaño anhela.

 

Da al nuevo tripulante la entereza

de forjarse un carácter indomable

y, al contacto con la naturaleza,

templar su espíritu inquebrantable.

 

 

 

 

Más de dos décadas, Cuauhtémoc Escuela,

de México digno representante,

de cortesía y educación secuela

del pueblo Azteca, recio y pujante.

 

Muestra fiel de nobleza y convicciones,

solidaridad internacional abierta,

mensaje de paz a mil naciones

es tu albo uniforme en cubierta.

 

Cuauhtémoc, vivo símbolo marino,

característico elemento de tu raza,

del hombre que en la busca del camino

lo encuentra en los brazos de la Armada.

 

Caballero Embajador de los Mares,

siempre presto al servicio de tu patria,

recibe en mis versos singulares

loor y prez a tu militia gratia.

 

Y cuando vuelvas a La Gran Armada,

reunión de grandes veleros del mundo,

salúdame al Canal de La Mancha

y al Cantábrico, a tu paso rubicundo.

 

A Notre Dame, Monet y Juana de Arco,

que vigilan la tumba del Normando,

informa que también tu esbelto barco

un Rey Azteca va representando.

 

 

 

 

 

Y si tornases de España a sus lares,

diles que vas rumbo a Delfzijl, Holanda,

para el Festival de los Siete Mares

hasta donde tu fama ya alcanza!

 

Sea pues, Cuauhtémoc, Buque Escuela,

cada perno, cada cabo, cada astilla,

cada trinquete y cada vela,

vocero de tu indemne maravilla.

 

Surques siempre los mares con la gloria

que alcanzaste con digna disciplina,

y que sea leal testigo de la historia

todo cadete y Guardiamarina!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NO TE OLVIDÉ

una más...a Norma

 

Que pronto se pasa el tiempo!

Que rápido llega la vejez!

Rauda como el viento...

abierta a la insensatez!

 

Mas te digo con certeza

que si escogiera de mi vida

lo que me dio la viveza,

lo que la hizo tan querida...

 

No dudaría un segundo

en volverte a conocer,

en convertirte en mi mundo,

en confiarte mi querer!

 

Quizá la vejez me nubla...

o crees me hace olvidadizo.

Mas no hace esta penumbra

al corazón quebradizo.

 

Cómo voy a olvidarte!

si en cada instante en ti pienso.

Es el miedo a agasajarte

que va en constante ascenso!

 

Ya no encuentro la palabra

para decir cuánto te amo,

o el piropo que desgrana

tu bondad que tanto alabo.

 

Quiero rescatar la fuerza

que me queda en el aliento,

para encontrar la entereza

de repetir lo que siento.

 

Siento por ti... la ternura

que emana con tu embeleso!

Siento por ti... la bravura

que recuerdo en cada beso!

 

Es mi alma, parte de tu alma.

Es mi ser del tuyo parte.

Eres tú motivo de mi calma.

Así... qué puedo darte!

 

Si te entregué todo...!

Todo entero y sin reservas!

Acepta de amarte mi modo,

mi canto y mis entregas!

 

Que cuando llegue la noche,

ya cercana y sin alarma,

de amor seguirá el derroche

violento, pero en calma.

 

Guarda pues, mi dulce aliento,

un poquito de paciencia.

Que sólo puedo dar, de lo que siento,

mi humildad y mi querencia!.

 

Siempre tuyo.

 

Xavier.

 

 

 

 

 

El recuerdo del Honor

 

El paso era lento, cansado…

pero al llegar a la cima

el polvo se sacudían

y, con todo preparado,

con vocación decidida,

a la enseñanza procedían.

 

El local era prestado

pero igual les acogía,

alumnos, bancas, y un salón

con maestro preparado

una escuela componía…

actuando con el corazón!

 

Pasó el tiempo y una tarde

Zurutuza, el Profesor,

una noticia les llevó:

del Presidente un alarde

ante su ruego con fervor

su nuevo plantel ordenó!

 

Veinte años han pasado

desde aquel seis de octubre

del año del ochenta y tres,

y nada les ha parado

en su aferrada costumbre

de preparar a la niñez.

 

 

 

Hoy, yo vengo a homenajearlos,

a aplaudir su intensa labor

y abnegada dedicación;

no debemos olvidarlos

pues gracias a vuestro candor,

hay decimonona generación!

 

Gracias Maestra amada!

Gracias Maestro querido!

Aquí se forjó mi hijo

que siguió senda marcada

por su norma dirigido,

y con su amor le bendijo!

 

Gracias por ser los pilares

de la ciencia y la enseñanza,

gracias a ti… a ti… y a vos…

son cantar de mis cantares!

Motor de fuerza y pujanza

de mi Técnica Noventa y Dos!

 

 

A los fundadores de la Secundaria Técnica 92

en su XX Aniversario

Acapulco, Gro. México  Octubre del 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A MI AMADA NORMA

EN NUESTRO ANIVERSARIO

 

Para hablarte así, yo bien quisiera

vertir amoroso lo qué siento:

Te quiero, a más de la vez primera,

lo que el tiempo añejó y fue creciendo.

 

Sigues siendo luz de mi alborada,

Cáliz de néctar, de Dioses Diosa

que se convirtió en mujer amada

y placer en mi vida temblorosa.

 

Es pues, mujer, mi cariño firme

motivo inefable de existencia,

goce sublime que antes de irme

exige ante la muerte tu presencia.

 

No me sientas frío, es el miedo.

Miedo de haberte defraudado.

Miedo a no ser lo que tú has querido.

Miedo a destrozar lo que has soñado.

 

Fue mi pobreza la compañera

que junto al tedio te ha hastiado,

luché contra ella como cualquiera

y, por luchar, te he olvidado.

 

 

 

 

Perdona, amor mío, la queja;

me siento cansado y temeroso.

No sé si la presión me aqueja

o perdí el toque vigoroso.

 

Y ahora, tras de mi larga querella,

cuando el Creador me manda fortuna,

no sé siquiera qué hacer con ella,

y hasta pensar en ello... me abruma!.

 

Por Dios! Te quiero! Te necesito!

Dios provee y ha proveído

Quizá hasta en el momento preciso,

más no me ha dejado en el olvido.

 

Me haces falta, tú y tu entereza,

eres la fuerza que, en mi apoyo,

tornas apatía en fiereza

y en torrente indómito el vil arroyo.

 

Me aplaudes y crece mi osadía,

sancionas mis actos y me hundo!

La crítica de otros porfía,

la tuya lacera muy profundo!

 

Dame, amor, con la fuerza de un beso

el afán de luchar ante la muerte,

porque al fin y al cabo, mi embeleso,

siempre mi suerte será tu suerte.

 

 

 

 

 

Ay, ayúdame a vivir de nuevo,

muestra fe, guarda la desconfianza,

que he de luchar a sangre y fuego

para renovar tu esperanza.

 

Guía, pues, con tu consejo sabio,

los pasos que necesita mi vida,

sin amargura y sin resabio,

que bien perdona el que también olvida.

 

Sea este nuevo aniversario

nueva luz de lámpara votiva,

humo de divino incensario

que la llama del amor motiva.

 

Y en el amor que me has tenido,

como dijese el poeta en su embate:

tú, como paloma para el nido,

y yo como león para el combate!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CERCANIA DE MI AMIGO DE LEJOS

Al Maestro Benigno Burgos, en su aniversario.

 

Es mi amigo, sí, pero de lejos.

Le admiro tanto como escucho

su música a través de mi ventana,

de tenues y variados reflejos

que toca con audacia y ducho

fresca, sonora, ágil y lozana

 

Es mi amigo, sí, pero de lejos;

tan lejos como queda la hoja

del árbol que mira arrebolada,

atiendiendo al rumor de sus dejos,

como aunque el otoño le deshoja...

le queda el alma bien templada.

 

Es de lejos, pero es mi amigo;

será porque muy poco nos vemos,

o acaso porque yo, al fin mortal,

de verlo muy grande me atosigo,

hospedado en el Olimpo y Delfos

por gracia de su musa angelical.

 

Salve, de la tecla de tu piano,

música que brota del Parnaso

en gozo del propio desvarío,

porque alivia la pena de anciano

lo mismo que niño y, de paso,

sin saber, la mía amigo mío!

 

 

 

 

 

Que calle el arpa ingente de Orfeo,

cese la cascada su murmullo

y se silencie el coro celestial,

cuando abata Benny su solfeo

y convierta su canto en arrullo

en una interpretación magistral.

 

Pero no es sólo en el arte

de la interpretación su presencia,

que es ya de sí signo de devoción,

sino el dominio de contraparte:

divina, innata y fértil esencia

que le hace amo de la composición.

 

Ay! Cuánto deja ya de legado!

Cientos de escritas partituras,

creación de coros inigualables,

himnos que en escuelas ha sembrado,

sin contar todas sus galanuras

que en tardes bohemias ha dejado.

 

Ah!, quiero anotar a los presentes,

que mi cercano amigo de lejos,

en sus dotes de atinado asceta,

convierte de probos a ingentes

dando a la humildad de nuestros versos

tonadas al canto del poeta.

 

 

 

 

 

 

Levántense pues, miles de voces,

aplaudan los entes con euforia,

y brillen sus ojos cual espejos

para loar sus mil y un poses,

y darle las palmas de la gloria

al que es mi amigo, sí, pero de lejos.

 

Por mi parte sólo quiero decir,

en este feliz aniversario:

Sea lo que el sino te depare

permíteme la amistad bendecir,

cuenta de tu musical rosario,

aunque un simple muro nos separe!

 

Si acaso la muerte, en la celada,

y pese a mis fervorosos rezos

me espera ya entre sus espulgos,

quiero irme en los brazos de mi amada,

atento a la lectura de mis versos

y escuchándo la música de Burgos!

 

 

Marzo 16 del 2002

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A OCTAVIO

 

Quién es el hombre que aquí se halaga?

Es el premio Nobel Octavio Paz,

que encuentra el verso que satisfaga

del México nuestro la vida asaz.

 

Hacedor de rima ensoñadora

lo mismo que verso reclamante,

cantor de la mañana y la aurora

o de la crítica fulminante.

 

Elitista, sí, pero humano;

suave perorar y agil pluma,

sensible ante el dolor del hermano

destello de luz sobre la bruma.

 

Dejó huella marcada por la rima

y uso la prosa como arma indemne,

el Nobel llevóle a la cima

legando su ideología perenne.

 

Es Octavio, el grande, el poeta,

el hombre que supo usar como arma

la inspirada pluma del asceta

para dar al mundo voz de alarma.

 

 

 

 

 

 

Es él, el que cantó al amor vivaz,

y gritó por otros su protesta,

para denunciar al hombre falaz

que al hombre por hombre le detesta.

 

Viva pues, en su gloria, Octavio,

que aquí en la tierra dejó bastante

al cantar al hombre sin resabio,

aunque ahora, él, no tega quien le cante.

 

 

 

Nota.- Este poema es el único que, en vida, el autor permitió participar en un concurso. Recibió Mención Especial en el Certamen Octavio Paz del XIX Congreso Mundial de Poetas, realizado en Acapulco en 1999.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SEBASTIAN

 

Curaste su alma

con calma

y serenaste su vida

en seguida

lográndote así la fama

que clama

de ser espíritu bondadoso

y donoso.

 

“Señor, hazme el milagrito

bendito,

haz que mi vieja regrese

y que me bese”

“Mándame tu curación

y bendición

de este mal que me aqueja

y no ceja”

 

Y escuchaste su llamado

sin enfado

y atendiste petición

con devoción.

Oh! Santo carretero

y milagrero

que salió del sepulcro

incorrupto.

 

 

Cómo puede ser que seas Beato

y no Santo

Si eres luz en el sendero

agorero.

 

“Yo te ruego Sebastián

con gran afán

que mi hombre no sea mamarracho

ni borracho

y tenga mi casa bien fincada

de casada”

 

“Y yo, Señor bendito

te grito

haz de tu bondad desplante

en el volante

y de tu favor derroche

con mi coche

para que llegue a casa ilesa

con presteza”

 

“Beato, estoy embarazada

y no casada,

de un hombre que fue más fuerte

que mi suerte,

no me dejes pensar en el aborto

te lo exhorto

quiero a mi bebé dar la vida

conmovida”

 

 

 

 

Miles y miles de cantos

y quebrantos

a tu capilla llegaron

y lloraron,

y a todos con amor sin igual

por igual

diste consuelo y atención

con pasión.

 

“Señor, permíteme sanar

para andar

y las muletas te regalo

son de palo.

Y yo esta silla de ruedas

que no vea

regalo a otro necesitado

sin enfado,

y he tu nombre de proclamar

para pagar”.

 

Uno a uno fueron pasando

y orando,

ya rezándote un rosario

de diario,

ya comprando la estampita

bendita,

tocando para sanar del mal

tu cristal,

la veladora prendiendo

sufriendo,

prometiéndote dejar

de tomar.

 

 

Sigue Tú, Señor de mi ensueño

mi dueño

auxiliando a todo mexicano

mi hermano,

que esta vez nos toca a nosotros

por vosotros,

que Padre, Hijo y Espíritu Santo están

con Sebastián,

alzar la voz con premura

y dulzura

para que el Papa te dignifique

y santifique.

 

Para esto se pide un milagro,

qué magro.

Tú los tienes a montones,

por millones,

y no hay un desventurado

abandonado

que no cubra su necesidad

por tu bondad.

 

Salve, Padre Sebastián

que aquí están

miles de voces en quimera

agorera,

que claman por tu santidad

a su paternidad.

Ya no más Sebastián el Beato,

¡que arrebato!

Sea ahora Sebastián el Santo

por mi canto.

 

 

Mi canto xavierano

y franciscano,

que tuti et orbi entone con afán

por Sebastián.

Dios te bendiga Santo carretero

y milagrero

que salió del sepulcro

incorrupto.

¡Dios bendiga tu honor,

por el amor

que diste, tomando de la mano,

al mexicano!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

QUINCE JAZMINES

Y UN RAMO DE ILUSIONES

Con amor profundo... a la más pequeña de mis hijas.

 

Fue, de tanto y tanto tu llanto,

cuando eras apenas un capullo,

cincel que grabara en mi orgullo

sentimiento por el que ahora canto.

 

Y el capullo fue mariposa

a su paso por la guardería,

y junto a tí volar quería

cuando oí tu carcajada hermosa.

 

Luego fue lápiz y cuaderno,

de la primaria tu escudo y lanza,

mi suspiro ahogado que alcanza

a rogar siempre por tí al Eterno.

 

Llegó pronto la algarabía

en la secundaria y su barullo,

y asombrado vi a mi capullo

que en regio Jazmín se convertía.

 

Llegó finalmente el momento

de arribar tus quince primaveras,

cuna de amor y de quimeras,

cúlmen de arrobado sentimiento.

 

 

 

 

Adios, pues, mi niña querida,

la pequeña adorada del ayer,

deja paso franco a la mujer

a quien damos hoy la bienvenida!

 

Sólo una cosa no ha cambiado

en tu ráudo paso por la vida,

para mí aún eres la niña

cuyo llanto mi orgullo ha cincelado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AL MEDICO ESCOLAR

 

Tiene tu mano el toque divino,

y tu vida la dedicación

que marca el arduo camino,

elevado por Hipócrates a devoción.

 

Es mi noche de dolor paliada

por tu pronto y sabio diagnóstico,

que tras la blanca bata dedicada

da luz de esperanza en el pronóstico.

 

Dios guarde el aula refulgente

en que adquiriste el conocimiento

para llevar salud al maldoliente,

sin importar la hora o el momento.

 

Y más a tí, Galeno consagrado,

que en mi escuela cuidas diligente

el bienestar de todo el alumnado,

atento, dedicado y pendiente.

 

Salve, Médico y amigo,

sanador, vigía y orientador,

deja que todos aplaudan hoy conmigo

tu noble tarea de salvador!

 

4 Oct. 2004

 

 

 

 

 

 

MI MORENA

 

Y se me olvidaron las rosas,

y se me olvidó el incienso,

pero jamás olvidé las cosas

que me da tu poder inmenso.

 

Perdona mi indolencia, Madre mía,

pero sabes que te adoro con mi letra;

perdona mi reacción tan fría,

pero el amor mi letra te demuestra.

 

Soy Guadalupano... y qué?

canto ya en uno de mis libros,

y me basta con saber

que cada verso es un ramo de lirios.

 

Perdona mi indolencia Madre mía,

y acógeme en tu seno;

pues en tu manto porfía

mi ser calmo y sereno.

 

Toma mi beso mañanero

de honor a tu galanura,

porque en cada beso yo quiero

agradecer tu amor y tu ternura.

 

 

 

 

 

 

Y es tu figura ufana,

de luz brillante sortilegio,

la que ilumina cada mañana

de mi rima el florilegio.

 

Y tus manos muy juntas

la dulce plegaria

 que guarda sin preguntas

mi esencia milenaria.

 

Es a ti, mi virgen Morena,

a quien pido en mi albedrío

la procuración plena

enmedio del desvarío.

 

Canta conmigo mexicana!

canta ahora que Juan Diego

es un santo a tu peana

e intermediación de mi ruego.

 

Que sea tu pose y mi verso,

camino de mil colores

que aplaque en el universo

la plaga de mil dolores!

 

Salve Emperatriz de América!

que el continente está a tu resguardo!

y tu santa imagen idílica

sea el lábaro de este bardo.

 

 

 

 

 

 

Pues aunque no haya rosas,

como de Juan Diego en el ayate,

es mi corazón en el que posas

alma de guadalupano y de vate.

 

Gracias pues, Virgen bendita,

Madre del Cristo sacrificado,

que este amor que por ti grita

justifica acaso lo olvidado.

 

Gracias, por tu gracia y por tu nombre,

gracias por tu bondad y tu cariño,

que le ha permitido a este hombre

seguir teniendo alma de niño!

 

Gracias, y en mi ruego descarnado,

esperando que bien me mires,

si yo te he olvidado...

te pido que tú no me olvides!

 

 

Diciembre 2004

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GLAFIRA

En sus 17 años, a la “secretaria particular”

de mi cuñada Martha

 

Muchacha esbelta y hermosa

desde la Ayutla llegada,

te rodea gente gozosa

y tú eres la festejada.

 

Recibe nuestro cariño,

que es como el de tu familia,

terso como el armiño,

fulgurante como bugambilia.

 

Hoy cumples edad prudente,

ya eres una señorita,

entre más pulcra y decente

serás pronto una damita.

 

Bravo! te aplaude con fervor

esta concurrencia escasa,

pero sabes que con los Pinzón

tendrás siempre una casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPULLO

A mi adorada nieta Azuani

en sus XV años.

 

Sangre de mi sangre,

hija de mi hija,

hoy tienes quien te cante

y nada que te aflija.

 

Hoy se abre el Templo de Afrodita.

Es la primavera de tu primavera.

Hoy de la sociedad eres señorita

y dueña del sueño y tu quimera.

 

Levanta la cabeza con orgullo,

y ve a la vida frente a frente;

que el salir de tu fresco capullo

en airosa mariposa te convierte.

 

Hoy es pues el final del principio,

o principio de un final que hay por delante!

Paso a paso es lo mejor en el inicio,

y cada paso marcado con talante!

 

Piensa en tener de la dulce caña

flexiblidad que le dobla y no le quiebra,

y más que el furor en la maña,

la fuerza innata y el temple de la fiera.

 

 

 

 

 

Y hoy que de Reina te vistes y te sientes,

digna sea tu estampa quinceañera;

pero más que la soberbia, la nobleza,

sea lo que guíe tu amor por nuestras gentes.

 

Baila ahora, Azuani tan amada,

y mantén tu baile el resto de la vida,

que más vale bailar en mascarada

que llorar de tristeza compungida.

 

Cuando sientas que el suelo se estremece,

y que nadie te atiende en tu desvelo,

ordena a tu corazón que sólo rece

y levanta la vista firme al cielo.

 

Ve con ánimo el sol cada mañana,

y en cada flor esperanza de la vida;

desconfía de quien te mira huraña

y apoya a aquel por quien seas requerida.

 

Busca el pretexto fácil de la risa,

la sonora tonada de mi canción,

y ten siempre como meta la premisa

de hacer feliz al corazón.

 

Aplaude de heroísmo el acto humano

y condena la traición como anatema,

pues jamás podrá ser hermano del hermano

el que por la espalda le flagela.

 

 

 

 

 

 

Ve con Dios, Azuani de mis sueños,

da a tus padres gracias y veles conmovida,

por todos sus esfuerzos y sus empeños,

hoy que de la niñez eres despedida.

 

Jamás soñé verte batir las alas,

volar libre al viento en alegría,

lucír, como hoy, tus santas galas,

hija de mi hija, nieta mía!

 

Sea el Señor, mi Jesús tan adorado,

el que guíe a partir de ahora tu camino,

el que seque el llanto por el ser amado,

el que vaya con vos hasta el final destino.

 

Que yo me conformo con mi canto,

un canto triste-alegre que hoy emprende vuelo,

para que sepas del amor que en tanto

siente por tí, aunque de lejos... tu abuelo.

 

 

Que Dios te bendiga!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AL FINAL DE LA JORNADA

 

Dios! Que paz en el alma

cuando al elevar la mirada

ves con lasa calma

el final de la jornada.

 

Penas atrás quedaron

también esfuerzo y sudor,

y con ellos se llevaron

de esa jornada el dolor.

 

Reina la paz y la alegría

a la que tiene derecho

aquel que en la porfía

la cumple satisfecho.

 

Muchos árboles sembré,

veinte libros escribí,

a cinco hijos heredé...

Señor... creo que ya cumplí!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UN INTENTO DE ACROSTICO

 

No se me da el acróstico,

O quizá no lo he intentado;

Rimado carismático,

Maquiavélico enredado

A costa del nombre dado.

 

Obra de insigne poeta

Corriendo verso consciente,

Hollando letra por letra,

Ornando lo que éste siente

Acaso por la de muestra.

 

Lo intentaré, sin embargo,

En esta locura fría,

Y veré si acaso engargo

Versos con que le diría:

Amada... amada mía!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MI ORACION

para Amairany y Estefanía

en su Primera Comunión

 

Señor mío y Dios mío...

hoy llegas a las dos por vez primera

aunque siempre recibimos tu abrigo.

Eres tú calor para el frío,

realidad de nuestra quimera,

y más que nada, querido amigo.

 

Sea tu hostia sagrada

pan de vida recibido

este feliz día de nuestro encuentro.

Y el principio de la jornada

camino protegido,

de nuestro cristiano advenimiento.

 

Julio 23 del 2005

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL JUSTO MEDIO

 

Ya una vez dije en un intervalo:

me faltó bondad para ser bueno,

me faltó maldad para ser malo,

pero me queda mucho en mi seno.

 

Y no es que desee ser perfecto,

por contrario, más como remedio,

rogar a Dios porque en mi defecto

sólo me entregue el justo medio.

 

Salomón, con toda su entereza,

pedía a Dios en su breviario:

No me des riqueza ni pobreza,

dame el pan sólo necesario.

 

Pues el ser sumido en la abundancia

olvídase de Dios y de su obra,

tanto como aquel que en la carencia

con blasfemia la pobreza cobra.

 

Debo reconocer que en la vida

es mejor lo poco del honrado,

con todo y su vida estremecida,

que lo mucho del hombre malvado.

 

 

 

 

 

 

Por la propia escasez el primero

duerme tranquilo y a pierna suelta,

mientras al rico bien y dinero

preocupan harto en su desvela.

 

Y en la querencia, quien lo dijera!

Cuando es de mucho, tormenta entrega,

cuando es de poco, es pasajera.

El justo medio es el que se queda!

 

Mas la excepción confirma la regla:

y me refiero a la experiencia;

porqué en la vida tan tarde llega?

cuando nos queda sólo paciencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante la comida del

XX Aniversario

de la Secundaria Técnica 92

2003

 

Ora que celebren los veinte

no se anden con vaciladas,

si cuando llegaron al frente

ya venían de jubiladas!

 

Y hoy, veinte años después,

ya son tantos los dolores,

que tuvieron que meter

no uno.. sino tres doctores!

 

Dice Marcos qu’es el más viejo

y brinca Nacho en su silla:

Eso dolió y no me dejo!

Yo solo sólo tiro polilla!

 

Romualdo, ya jubilado,

a la muerte no perdona,

y en gobernación instalado,

sólo pide su Corona!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

...y me pediste un verso!

para mi bella sobrina-nieta Scarlett

el día de sus XV años.

 

Sea pues, dulce y bella ensoñación

de la sonrisa franca y abierta,

mi verso respuesta a tu petición

de tus quince años a la puerta.

 

Sea la fiel flama de tu incensario

luz de tu camino cotidiano,

y el alma de tu baile incendiario

garbo que muestre tu afán galano.

 

Vibren las trompetas del Parnaso

en fanfarrias por tu gracia innata,

hoy que das el tradicional paso

de niña a mujer... Deo Gratia!

 

Y como amparo de fin a principio,

con cubierta religiosa y pagana,

te cuiden los Dioses del Olimpo

y el manto de mi Guadalupana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sólo quiero dejar bien grabado,

para alcanzar tu dicha futura,

siga tu ser sincero y honrado

y tu alma llena de amor y ternura.

 

Sin doblez alguno sé fiel y veraz

para cobrar de la misma forma;

de amar y perdonar sé siempre capaz,

para exigir respeto a la Norma.

 

Que no te espante el mundo y su maldad

porque al malo Dios te lo señala,

y aquel que atesora bondad

por sí mismo su bondad regala.

 

Abre pues, bella Scarlett, tus alas,

surge ya del cobijo del capullo,

y hoy que estrenas tus primeras galas

ten en mis versos el primer arrullo.

 

Y no vuelvas a pedir un verso!

porque aquel que te quiera de veras

podrá conquistar el universo...

y rimar, con su amor, tus quimeras!

 

 

6/agosto/2005

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCUCHAME SEÑOR

 

Escúchame Señor, yo te lo ruego,

déjame hablarte sólo un momento;

déjame interceder en este juego

tan suicida que va en incremento.

 

De qué nos sirve el libre pensamiento,

si nos lleva a dudar de tu existencia.

Para qué el don del discernimiento,

si el fin del mundo es ahora su esencia.

 

En dónde perdió el hombre la Norma?

En dónde la maldad volvió premisa?

Por qué ahora sólo se conforma

con pose indolente y remisa?

 

Dejó de ser hermano de natura,

y se volvió depredador del mundo.

A flora y fauna ahora procura

un exterminio rápido y rotundo.

 

Abandonó el campo que le nutre,

para llenar los valles de cemento,

para escarpar los montes de concreto,

contaminando el agua que le surte.

 

 

 

 

 

De qué se trata, Señor, todo esto?

Si somos tu imagen y semejanza,

porqué actuar así con el pretexto

de que es un mundo nuevo, de bonanza.

 

Es acaso mi Señor tu consigna

la llegada de apocalipsis fatal,

que extermine al hombre que extermina

como cobranza de una deuda letal?

 

La ambición ha trocado sentimientos,

pero sólo en aquellos que dominan,

que dominan hoy hombres y elementos,

y la hierba no crece do caminan.

 

Son ellos los que degradan el mundo,

son ellos los que degradan al hombre,

es sólo de ellos el odio profundo

que vuelve la vida masa informe.

 

Mi generación marcó el arranque

de esa jornada tan degradante,

y luchamos contra ese dislaque

los de este canto agonizante.

 

Ya la infame lucha quedó muy atrás,

los malditos años nos han vencido,

ya sólo nos queda regar la verdad

de tu palabra con amor henchido.

 

 

 

 

 

A las venideras generaciones,

si acaso el tiempo les da tiempo,

pedirles rectifiquen sus acciones

tirando a la basura nuestro ejemplo.

 

Que revisen inventos a conciencia

y deshechen aquellos que les dañan,

que tornen nuestra ira por paciencia

y retiren a quienes les engañan.

 

Que escuchen que la paz no es comodidad,

sino con equilibrio en el ambiente,

y que jamás puede haber modernidad

si esta es destructiva o excluyente.

 

Y a Tí, Señor, rogarte quiero,

que perdones los humanos errores

y pienses que antes que primero...

fuimos producto de tus amores!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2002

 

De la rima ahora quise olvidarme

del estilo, el ritmo y la metría,

para dar cabida al llanto y desahogarme,

embarrando al mundo de mi alegría.

 

Y es que mi corazón,

grande por naturaleza,

sufría el desazón

de gozar tanta belleza.

 

Jamás pasé junto a alguien tanto tiempo,

jamás habiá encontrado esa paz interna,

y eso, conste, que te encontré a destiempo,

y aún así me has dado dicha eterna.

 

Te he dicho tanto,

tanto te he cantado,

que cuando parece agotado mi canto,

de repente brota renovado!

 

Surge como torrente cada mañana,

y cada día es más indolente,

ya no sufre, sólo comprende,

es cuando el verdadero amor emana.

 

 

 

 

 

 

Quizá la pasión se extinga,

ante el  influjo ingrato de los años,

pero es del crisol la eslinga,

que purificó la forma de amarnos.

 

Dios te guarde, Norma amada,

que yo te guardaré de buena gana

como Juan Diego en la Guadalupana,

hasta mi muerte, en los ojos reflejada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PAÍTO

 

Salió de Tecpan tiernito...

directo al seminario,

a seguir el plan bendito

del que era destinatario.

 

Arizmendi Constantino

era Rector de Chilapa

Don Leopoldo el Obispo,

Díaz Escudero se llama.

 

Ellos dos le recibieron

de Don Bernardo García,

párroco de allá en su pueblo,

su Tecpan, tierra querida.

 

De ahí saltó a Montezuma,

Pontificio Seminario,

en donde latín resuma

conocimiento y breviario.

 

Allá, en Marqués de Comillas,

el siguiente paso dado,

Teología de corridillas

le llevó al Diaconado.

 

Y ya en Europa estando,

sin pensar en sacrificio,

alcanzar presbiterado

en el grande San Sulpicio!

 

 

 

No feliz con lo logrado,

pues letra y amor hermana,

estudió su doctorado

en la culta Gregoriana.

 

Ah!!! Rinconcitos famosos

de San Pedro El Vaticano

por su fama de gloriosos

a muchos han atrapado.

 

Pero no a mi Paíto

que al final dijo ligero:

Por los caminos del sur

vámonos para Guerrero.

 

Y llegó como los buenos,

a cumplir lo prometido!

A Chilapa y sus terrenos

en buen Rector convertido.

 

Pero monseñor Quezada

Primer Obispo de Acapulco,

Diócesis recién creada,

Pidió a Escudero disculpo.

 

Y no había quien le culpara,

ya le había echado el ojo,

para de cero empezara

a sembrar entre el abrojo!

 

 

 

 

 

Paíto, con su templanza,

descubre con maravilla

que de la mies, la esperanza,

siempre está en la semilla

 

Así nace El Buen Pastor,

su Seminario Conciliar,

que sacerdotes con amor

forma para evangelizar.

 

Para lograr la pastoral

Base de evangelización,

Sagrada Familia es vital

Para su divina misión.

 

De Obispo ya lo vemos,

Corriendo tierra bendita,

De lejos llegar queremos

A su Africa Chiquita!

 

Cuando llega allá por Roma,

El buen Juan Pablo Segundo

Le reconoce y en broma

Clama: Acapulco! Acapulco!

 

El mundo rápido crece.

En vida y en la práctica,

Acapulco lo merece:

ser provincia eclesiástica!

 

 

 

 

Y quien va a ser sino él mismo

quien dirija sus destinos,

quien sea su Arzobispo

que le guíe por los caminos.

 

La gente, entusiasmada,

Paíto, dice contenta,

Bien conoce su gallada...

Como que es del mismo palo!

 

Así dejó pues su huella,

plena de amor y entereza,

y sin que hubiera querella

vivió con fe su pobreza.

 

Emérito es ahora...

pero siempre está presente!

hay fieles que ya le añoran,

y hay quien Santo le siente!

 

En reciente homenaje,

Monseñor Aguirre Franco

que le suplió en el menaje,

puso un ejemplo de tanto.

 

Alguien busca un monumento?

sólo mire a su alrededor...

y tendrá mejor sustento:

Todas sus obras de amor!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANAHUAC

 

Oye bien, joven amigo,

lo que yo voy a narrarte;

déjame viajar contigo

a un pasado fascinante.

 

Cuenta la vieja leyenda

que de unas tierras lejanas,

sin rumbo alguno y sin senda,

llegaron tribus hermanas

y en un lago de polendas

crearon tierras mexicanas.

 

Fue Texcoco la simiente,

y enmedio del lago un nopal

en el que aguila valiente,

majestuosa y señorial,

devorara a la serpiente

creando mi escudo nacional.

 

Es pues, la raza mexica,

dura, bravía, terca,

la que en raíces aplica

la sangre del suelo azteca

que aún protesta y replica

cuando el daño se le acerca.

 

 

 

 

Y aquel lago convirtieron

en bello vergel florido

con canales que vistieron

de chinampa y colorido,

que emperadores rigieron

siguiendo el cánon antiguo.

 

Extendieron su reinado

y regaron su cultura

de Tabasco hasta El Salado,

de Tuxpan a Zacatula,

absorbiendo el cayado

de la majestuosa Tula.

 

Tras la lucha de conquista

y de enterrar la adversidad,

una estirpe floreciente

en mesoamérica enquista

ambiente de prosperidad,

lujo, y honor reluciente.

 

Mientras París brilla en Francia,

Roma en su Coliséo,

en Viena dulce se danza

y habla de prosapia rancia,

el azteca ve al soléo

al español que le alcanza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AL ESTILO AQUEL

 

Tengo de poeta el alma,

no tengo esclavo ni amo,

sólo quiero vivir en calma

y morir como el caguamo.

 

Y si mi vieja es mi fallo,

por si acaso no se deja,

ya veré por’ai que jallo...

quién le manda, por pendeja.

 

Ora sí, mi pinche loro,

te voy a lanzar al esculco.

Camioncito Estrella de Oro...

¡Llévame para Acapulco!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IMAGEN

 

Cada clavo de tu cruz es

tormento en mis recuerdos,

y las llagas que supuran

de  mi suerte triste revés

que acicatéa mis aciertos

y mis proyectos auguran.

 

Es la llaga de tu herida

el llanto que prolifera,

y el dolor de tu corona,

acentuado en cada espina,

aviso que reververa

en donde tu ser se entrona.

 

Es mi súplica mi canto,

cuando canto a tu tormento,

cruel ingratitud humana

pues porque al verlo me espanto

de ver tu dulce portento

ser el ágora que hermana.

 

Quisiera borrar la imagen

de tu ser crucificado,

imagen que descalabra,

para quedar sólo al margen

y escuchar extasiado,

el poder de tu palabra!

 

 

 

 

 

 

 

EN METEPEC

 

Va mi canto en homenaje

como tanto te ha cantado,

verso y ritmo con coraje

de autor esperanzado.

 

Te quiero!  Hoy más que nunca!

amor que rencores trunca,

y el sentimiento avasalla

el corazón que estalla.

 

Rompió la montaña el hechizo

y la bahía su encanto,

y hoy repito mi canto

por tu amor el bebedizo.

 

Dos décadas han pasado

de ver tus ojos refulgentes;

dos décadas de amor colmado

de verde iridiscente..

 

Gracias! Gracias por tu compañía!

Gracias! Gracias por tu embelezo!

Que al final de cuentas sin ti sería

más cara la vida... que uno solo de tus besos!

 

 

 

 

 

 

 

 

TODO IGUAL... Y REPICANDO

 

A mí me tocó merito

cuando Hidalgo dio aquel grito.

Cinco y media de la mañana

eran cuando tocó la campana.

 

Iba yo p’al barbecho,

canijo cura maldoso,

vamos vieja a ver qué quiere,

crúcese su rebozo.

 

De la parroquia enfrente

estaban el cura y Allende;

ya se juntaba la gente

que presta se calla y atiende.

 

Quesque fue a esta hora

porque la tarde anterior

encerró a la Corregidora

el Señor Corregidor.

 

Que pa’que no la culparan

en la denuncia de insurrección

que los criollos preparaban

pa’dirigir la nación.

 

 

 

 

 

Pero ella, nada taruga,

por debajo del resquicio

y con la criada de ayuda,

mandó a sus amigos aviso.

 

Y ahí va, el marido de Alborada,

en raudo y brioso crocel,

a prevenir de la acordada

a Ignacio Allende en San Miguel

 

Y éste, ni perezoso ni tardo,

partió presto para Dolores

a alertar al cura Hidalgo

de la bola de traidores.

 

Ora sí, mis pirrimplines,

a sacar filo al machete!

para matar más de siete

pero todos gachupines.

 

Viva la Nueva España,

gritaba el cura voz en pecho,

encendiendo así la hazaña

del pobre pueblo maltrecho.

 

Ora vieja! Con la comadre,

héchese unas tortillas pa’tacos,

mientras yo con mi compadre

preparamos a los cuacos.

 

 

 

 

 

Más adelante, en un pueblo

del que no puedo acordarme,

bajó la Guadalupana del cielo

pa’tomarla de estandarte!

 

No... si pa’qué le cuento!

Cuando salimos de Dolores

éramos apenas un ciento

entre viejas y señores.

 

Pasando media mañana,

ya cerca del mediodía,

éramos en campaña

casi casi una compañía.

 

Yo me nombré coronel

y a mi compadre sargento,

y nos sumamos al tropel

sin armas ni bastimento.

 

Corrían como conejos

los méndigos gachupines lerdos,

y a los que no dejamos muertos

los dejamos bien pendejos!

 

En Anencuilco nos ganaron,

y al pobre del cura Hidalgo

de paso se escabecharon

colgando su cabeza de algo.

 

 

 

 

 

Tomó la estafeta Morelos

de la lucha liberal,

mi compadre y yo pa’ntonces

ya semos capitán y general!

 

En una triste hondonada

a los dos nos remataron...

y veo que no ha cambiado nada

ora que me despertaron.

 

Aunque creo que la lucha sigue

porque por ay’andan gritando:

que mueran los gachupines!

... y la campana repicando!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CUANDO ME VAYA

 

Pelearás por mí, Guerrero,

cuando ya esté muerto;

aunque ahora mi voz

sea como voz en el desierto.

 

A pesar de tus desprecios

dirás, y dirás cierto:

“Aquí nació, vivió, escribió,

y ahora está yerto”.

 

Fue Acapulco la inspiración

de su amado sesgo;

sol, brisa, luna,

de la mujer su escultural cuerpo.

 

Y chilpancingueña la musa

de su inquieto verbo,

que rebotó en la costa

igual que en la montaña adverso.

 

Y llorarás mi partida,

y enlutarás el puerto,

y rendirás pleitésía

entonces muy dispuesto.

 

Y comprenderás que mi amor

por tí fue puro y cierto,

y escucharé tu aplauso...

como lo escuchan los muertos!

 

 

 

 

 

 

EL MENSAJITO

 

Alza tus ojos paloma

y revisa en mi pasado

pa’que le digas paloma

que sólo a ella he amado.

 

Alzatus ojos paloma

y tiende tus alas al viento,

pa’que el digas paloma

lo que por ella yo siento.

 

Alza tus ojos paloma

y dime donde te pierdes,

si a ti como a mi paloma

me pierden sus ojos verdes.

 

Alza tus ojos paloma

y dícelo a mi querida,

que mi amor a blanca paloma

es amor pa’toa’la vida.

 

Levanta el vuelo paloma

que’ste es todo mi mensaje,

y dícelo desde arriba

pa’que otros sientan coraje.

 

Yo no soy negro puchunco

ni torito calentano,

de costeño no presumo,

pero sí de ser tu hermano.

 

Ahí les va la despedida

cantada en tono-lamento,

yo me llevo a mi querida

pa’marla en todo momento.

 

Ahí les djo los cocales,

los mangos y los cipreces,

que’l remedio de mis males

son sus lindos ojos verdes.

 

Queden Ustedes Señores,

al igual que la paloma,

que’l que nu’es cuate Señores,

es un hijo’e’su pelona

 

que’l que nu’es cuate Señores,

es un hijo’e’su pélona.

 

 

NORMA

 

Es tu luz mi luz, cariño mío,

luz que alumbra mi senda enamorada,

que convierte mi horizonte en alborada

y despeja el tedio de mi hastío.

 

Es tu ley mi ley, cariño mío,

ley que norma la norma de mi Norma,

ley que a mi vida disloca y trastorna

en un volcán de eterno desvarío.

 

Es tu amor mi amor, cariño santo,

amor puro que todo lo enternece,

que mi alma pecadora no merece

y es por eso que yo te quiero tanto.

 

Cariño mío....

Cariño santo...

 

Es tu luz, tu ley, tu amor, mi desvarío...

 

Cariño mío...

Cariño santo...

 

Es tu luz... tu ley... tu amor...

por lo que te quiero... tanto...

 

 

PUNTO

 

Has visto un punto?

Para qué sirve y qués es?

de final como difunto...

vamos! voltéalo al revés...

como nacer en punto

es el punto desde el que ves.

 

Es final, principio o intermedio?

y luego, en grupo de tres,

suspenso sin remedio

y empezamos otra vez!

 

Miles de ellos, una imagen;

la raya, uno tras otro después;

con coma, pa’que las frases se alarguen

y hablar con sensatez.

 

A punto, como el flan de la abuela

que gozas con fluidez,

o en la imaginación que vuela

 en el punto de tu niñez.

 

Con hilo, punto a punto la puntada

en mano temblorosa de vejez

o tejido de punto en almibarada

mirada de mujer en la preñez.

 

Para sanar, con la acupuntura,

arte chino sin doblez,

o presumir en la galanura

del doncel y su puntillez.

 

Puntilla de lápiz, educación;

de pluma, Cervantes es;

de vista, la opinón

cual canta la copla de Milanés.

 

Afinado, es puntería,

en la caza o comentario soez;

punto fuera, alegoría

de la mente en su estrechez.

 

Desde el punto, para partir;

hasta el punto, como meta pues,

y de punto a punto ir

mapa completo en su fluidez.

 

Y para acabar de preocuparte,

dejándote en pesadez...

¡Hasta aqui, punto y aparte!

Pregúntate los porqués...!

 

TODA UNA MUJER

 

Es mujer, mujer deveras,

la que canta con el corazón partido,

la que ríe en sus quimeras,

la que borra del pasado amor perdido.

 

La que se levanta cuando cae,

sin pensar en la causa de su caída,

y como arma en pecho trae

la dignidad muy en alto y su valía.

 

Es mujer, mujer entera,

la que pare al hijo con la cara al viento

y de él nada espera

sólo amor que a veces es en tormento.

 

Es mujer, mujer completa,

la que en paño de lágrimas se convierte,

y se retira discreta,

lo mismo que lucha hasta quedar inerte.

 

Es mujer, mujer sagrada,

la que enfrenta con valentía su suerte,

y que jornada a jornada,

juega briosa con la vida y con la muerte.

 

Es mujer, mujer divina,

la que en capullo entrega su amor al hombre

en arrojo que culmina

vez en adoración, vez en hecatombe.

 

Es mujer, mujer serena,

la que permite rodar por sus mejillas,

brotada acaso por la pena,

fugaz lágrima postrada de rodillas.

 

Ahhh, pero eso sí, cuidado!

cuidado cuando alguien realmente la hiera

o lastime al ser amado,

porque de mujer humilde... tórnase en fiera!

 

 

 

MUSAS Y DIOSAS

 

Se abrieron las puertas del Parnaso

allá en la Grecia milenaria,

y huyeron las Musas al acoso

cansadas de vida sedentaria.

 

Tocaron a muchos con su magia,

derrocharon música y danza,

llenaron al mundo de nostalgia

y canto sagrado a ultranza.

 

Caliope, Erato y Euterpe,

en ruta del México naciente,

marcaron el rumbo de su suerte

dejando su huella en la simiente.

 

Así, poesía y elegía,

ayuntados con la elocuencia,

hicieron su patria de la mía

marcando notoria preferencia.

 

Escondido en el rincón suriano,

era de las musas preferido,

pero de la musa mexica y de su mano

que la inspiración siempre han mantenido.

 

Frente a frente las musas se vieron;

de un lado, aquellas del Olimpo,

del otro las mexicas se pusieron,

reclamando todas posesión sobre mi canto.

 

A punto de iniciar el enfrentarse,

mi carcajada frenara sus impulsos.

De qué vienen a vanagloriarse?

mis cantos son míos, aún insulsos!

 

Melpómene, la musa de la tragedia,

aquella de mi juvenil poema,

toma la palabra y digna empieza

a aclarar el sin par dilema.

 

Pero antes de siquiera abrir la boca,

llegan brotadas de mi historia

las musas maya, tlahuica y tlaloca

para emparejar al menos la loca euforia.

 

Aquí en Guerrero, dice Melpómene al fin,

según se sabe ahora, agrega con humildad,

el hombre antiguo se torna delfin,

honroso y seguro delfin de la humanidad.

 

Es por eso que del Parnaso escapamos,

es por eso que estamos aquí,

pues tras buscar lo que buscamos

encontramos todo esto en ti.

 

Una nueva carcajada brotó de mi garganta,

más escandalosa y burlona que la anterior;

Lo sé, raspamos a lo que el cuerpo aguanta

para encontrar la prueba posterior.

 

Pero eso no justifica en modo alguno,

del Olimpo acaso la preferencia;

pues mis musas olmecas en más de uno

me dieron pruebas de clarividencia.

 

Pero alguna vez tú nos llamaste!

Para seguir de la poesía la corriente!

Incluso más de una vez nos declamaste!

Vamos... tonterías de chamaco impertinente!

 

Ya basta! clamó Caliope, musa de la elocuencia,

debemos hablar con mucha más calma,

no perder de vista la paciencia,

y analizar a fondo el caso que nos reclama.

 

Clío, la musa de la historia, dijo solemne:

tenemos preferencia, fuimos las primeras,

y el pasado debe permanecer indemne

sobre todo si adornamos tus quimeras.

 

Ixchel, Diosa maya de la fertilidad y el amor,

expresó con voz tranquila lo que una sentencia fue:

en verdad vinieron a hacerse un favor...

lo que es será, y lo que fue... ya lo dejé.

 

Han sido ustedes las musas clásicas,

soporte inspiracional de los poetas,

pero olvidan de la vida reglas básicas

que la historia se cobra con saetas.

 

El que ríe al último, ríe mejor dice la conseja,

y vaya si en este caso no es para menos,

pues en materia de cuna de la humana madeja,

como decía la abuela: los últimos serán los primeros!

 

Pero... dejemos las diferencias aparte

señaló Xochilquétzal, la diosa olmeca coqueta,

y hagamos de Oxtotitlán y su arte

el nuevo Olimpo de sierra y meseta!

 

Una carcajada más dejé escuchar

pues es un poeta solamente

quien puede en el verso enfrentar

a Musas y Diosas impunemente.

 

 

A JOSÉ LUIS ADAME

mi estimado Pepe

 

Pepe, no me cabe duda

que este ha sido un gran día:

el Día del Dinosaurio.

 

Tila, albaca y ruda

dieron magia y porfía

en este tu aniversario.

 

Reuniste los allegados

con ganas de pachanguear,

gozando trago y mezcal.

 

Unos ya están achispados,

otros se animan a cantar

todos prestos a celebrar.

 

Llegó la meta alcanzada;

a Xavier y a Lolis tientas

pues su casa, por lógica

 

queda pues ya declarada,

al juntar tantos sin-cuentas

su propia zona arqueológica!

 

 

 

RONALDO

 

Fue en el Barrio de San Mateo,

merito en la calle de Hidalgo,

que de Adame y Leyva en pareo,

naciera mi buen Ronaldo.

 

Le recuerdan de enojón

por serio y malencarado,

pero su gran corazón

seguro no han igualado.

 

Allá en la Universidad

se me graduó de dotor,

 luego en Salubridad

al pueblo pobre trató.

 

Después, con los petroleros,

su profesión ejerció,

y aquí volvio por sus fueros

cuando al fin se jubiló.

 

Hoy cumple no sé cuántos años,

dicen que el secreto calló,

hizo lo que con sus enfermos

que con erro enterró.

 

Y aunque la duda persista

se ve joven por fuerita;

me pregunto, y no es que insista,

si toma de naftalina su bolita.

 

En fin, que sea como sea,

sea feliz en su aniversario,

un abtrazo y qe no vea...

lo improvisado de este breviario.

 

Salud!

 

 

 

 

 

ASÍ LLEGÓ

 

Cruzó la puerta de mi vida

con su galana presencia;

entró caminando altiva

inundándome con su esencia.

 

Al cruzarnos la mirada

los dos al instante vibramos,

y de su verde enramada

ay... nos prendamos... ¡nos prendamos!

 

Mis ojos, necios inocentes,

a mirarla me obligaron,

y pecando de indecentes

la desnudaron... la desnudaron...!

 

No fue su cuerpo torneado

o su cinturita esbelta,

o sus piernas marfiladas

lo que me dejó sembrado;

fueron sus ojos alerta

de pasión desenfrenada.

 

De sólo su mano el roce

al infinito me lanzaba,

y anticipabase el goce

de esa mujer... que ya amaba!

 

A MARTHA EN SU DÍA

 

Me pide Andrés con cariño

que prepare el verso cotidiano,

y me ruega como un niño

que no hable yo del antaño.

 

Dice que mi mejor virtud

es ver con ojos compasivos.

Sea pues tu juventud

compartida con los amigos.

 

Que grande está la mesa,

rodeada de personalidades.

Martha... sea mi promesa

hablar de todo menos de edades.

 

Vamos, levanten todos su copas

de líquido baqueniano,

y celebremos con genio y pompas

este honroso centenario!

 

Y no te preocupes cuñada,

que como te ves me veré,

pero así es, cosa de nada,

lo que ya se fue... se fue!

 

De una cosa estoy seguro

y es de tu gran corazón.

Si llego a ser pobre no me apuro,

sé tendré tu protección.

 

Dios te bendiga!

 

 

 

 

 

 

ACUMULACION

para mi estimado concuño

Andrés Pinzón Ríos

 

Hoy mi alma se proyecta

por un amigo dilecto:

Andrés, hijo de Yetla!

pero hijo predilecto.

 

De buena músca amante

y lector de buena letra,

es su costumbre garante

de alma limpia y alerta.

 

Hoy le canto a su entereza

por lo que sin da enfrenta,

en arqueológica pieza

se convierte a los setenta!

 

No dejes amigo que te hagan el feo

por los años acumulados.

Si eres digno de Museo,

que se hagan disimulados.

 

Ya ves l que dice la referencia

del hombre frente al espejo:

No te estás haciendo viejo...

acumulas experiencia!

 

 

 

 

 

 

DE AYER A HOY

con sincero afecto para

Miguel y Martha Moctezuma

en sus Bodas de Oro.

 

Ya se escucha el llamado

de la campana al tañer,

es momento del reclamo

del gran suceso de ayer.

 

Dios! Cómo pasa el tiempo!

Parece apenas se diera

de aquella espera con nervio,

la boda de su quimera.

 

Zinapecuaro vestía

las galas propias del amor

que culminaba aquel día

en paz, entrega y fervor.

 

Trazo, cerámica y Dios

la ruta de ahí marcaron,

y en la buena senda los dos

cuatro hijos cosecharon.

 

Tuvieron altas y bajas

que sortearon sin temor,

y como escudos y espadas

usaron sólo su amor.

 

 

 

El año, se volvió lustro...

el lustro tornose en década

y de esta cinco son justo

de una pasión obsecada.

 

Siete nietos ahora forman

su ejército particular;

paz,entrega y fervor norman

su eterna forma de amar.

 

Ella, pura y sencilla.

El, serio, honesto y noble.

Pareja de maravilla

que son matrimonio de roble.

 

Llegan hoy, con real decoro,

cansados mas satisfechos,

a pactar sus Bodas de Oro

ratificadas con hechos.

 

Martha, Miguel, nuestro orgullo

es ver y seguir su ejemplo,

ese avenir de tan suyo

que hoy culminara en el templo.

 

Que honor hoy aquí estar

contigo Miguel, Martha contigo,

que honor ser, al celebrar,

más que pariente... su amigo!

 

 

 

TERNURA PURA

a mi adorada Pamela

 

Dios! Que perfección de pequeñez!

Que mirada tan profunda!

Que ejemplo tan puro de niñez!

Que forma de lograr que el corazón se funda.

 

Con cada uno de mis hijos, al nacer,

fue un sentimiento diferente.

En todos aseguré rotundamente ver

un cuerpecito de suyo excelente.

 

La vista del amor... lo sé!

Pero con mi Palema es algo más

de aquello que en su momento fue

con mis nietos, los demás.

 

Será porque le tengo cerca,

o porque estuve con ella al nacer,

o porque su carita puerca

enmarca su sonrisa por doquier.

 

Porque día a día sus manitas

acarician mi rostro a punto de llorar,

o al llevar el dedo a su boquita

el mío quiere aprisionar.

 

A todos los amo por igual,

yo no tengo preferencias,

con todos a diario quisiera estar

y recibir de su amor las referencias.

 

Pero no ha sido posible,

la lejanía enfría la demostración,

pero el cariño sigue incólume

y viven todos en mi corazón.

 

Pamela ha tenido el privilegio

de sentarse en el trono por sí sola,

y es de mi vida sortilegio

y con sus pasitos la casa asola.

 

No hay rincón si la Pamela!

No hay momento sin su participación

pues aún cuando su sueño vuela

requiere mi constante preocupación.

 

Cuando llora, alarma mis sentidos,

cuando ríe alegra el corazón;

si acaso en su juego guarda silencio,

de inmediato causa desazón.

 

Y no se diga cuando enferma!

Médico, medicinas, ambulancias!

Todo quisiera tener más cerca

para paliar su sufrimiento y sus ansias.

 

Apenas pasa el año y ya es el Ama,

apenas camina, y ya me hace correr;

me hace ojitos pues sabe que se le ama

y se siente... la Nieta de Xavier!

 

Juega igual con el juguete caro

que con un simple pedazo de papel;

y mi orgullo se ha fincado

en que los libros... quiere leer!

 

Para viajar, cuatro horas y tranquila,

si me ve trabajar me arrincona

y no hay forma de escribir una cuartilla

pues en mis brazos se apoltrona.

 

Le encanta hacer sufrir a la abuela

caminando al pie del precipicio,

y le encantar jugar al vuela vuela

aunque al corazón exija sacrificio.

 

En casa, parece muchachita de la calle;

en la calle, muchachita de su casa.

Si por capricho llora no hay quien la calle,

pero con un par de besos seguro se le pasa.

 

De fotos, tiene ya más de un millar,

y su portafolio de modelo;

ahhh.. porque bien que sabe posar

sobre todo cuando la toma el abuelo

 

Me encanta bien peinadita,

pero más cuando anda a la greña.

Le fascina que le hagan sus trencitas

y en coquetear con los demás se empeña.

 

Mi no es sí para ella,

y hace lo que le viene en gana,

pero no pone querella

cuando digo sí a su jugada.

 

Me encanta cuando escribiendo

se acerca a mí muy calladita,

me abraza la pierna y, sonriendo,

recarga en ella su tierna cabecita.

 

Y no se diga con La Chiquis o La Peque,

dos perritos que son de sus amores,

que envidia me da cuando resuelve

dirigir a ellas sus favores.

 

Son, en fin, sus gracias tantas,

que escribirlas todas sería infinito;

conste sólo para asentar en actas

que ella es mi amor... amor chiquito!

 

 

 

EN VIDA HERMANO, EN VIDA!

 

Hace muchos años, medio siglo al menos, un amigo Rotario me pidió que le hiciese un poema para presentarlo, si mal no recuerdo, el día de la amistad o del Rotario. Unos días antes se le había hecho un homenaje a un maestro fallecido un par de años atrás. Durante la ceremonia, comenté con un compañero algo que desde siempre he defendido: los homenajes deben hacerse en vida, ya muerto para qué demonios sirven?. Al comentar esto, siempre decía yo: en vida hermano, en vida. Y ese fue título y tema de la poesía que hice a aquel amigo.

 

Joven como era, no guardaba yo nada de lo que escribía, mucho menos de aquello que me pedían y que, muchas veces, hice en la mesa misma del café en una servilleta. Así pasó con aquella poesía. Años más tarde, muchos años más tarde, visitando con mi esposa un centro comercial me dijo: mira, es tu poesía! Y sí, ahí estaba, plasmada sobre un pequeño pedazo de cuero imitando un pirograbado, sólo que la firmaba un tal Klauneck. Desde entonces, esa misma poesía la he encontrado firmada por al menos una docena de nombres diferentes. Nunca quise reclamarla como mía pues no tenía prueba alguna. Pero, como le dije a mi mujer ese día: podrán haberme quitado la satisfacción del crédito, pero jamás la de la autoría. He aquí la forma original:

 

En vida hermano, en vida!

 

Si quieres hacer feliz

a alguien que quieres mucho,

díselo hoy, sé sincero…

en vida hermano, en vida!

 

Si deseas regalar una flor

no esperes que se marchite,

mándala hoy con amor…

en vida hermano, en vida!

 

Si deseas decir te quiero

a la gente de tu casa,

al amigo cerca o lejos, sea…

en vida hermano, en vida!

 

No esperes a que se muera

la gente para quererla,

haz que sientan tu afecto…

en vida hermano, en vida!

 

Verás que puedes ser feliz

si aprendes a hacer felices

a todos los que conozcas…

en vida hermano, en vida!

 

Nunca visites panteones

ni llenes tumbas de flores,

llena de amor corazones…

en vida hermano, en vida!

 

 

 

Para mis herederos, sólo algunas anotaciones que prueban que es mía: allá por los cincuentas-sesentas, era popular la expresión “sé sincero” entre la palomilla. En la primera estrofa, algunos han cambiado el “sé sincero” por “sé muy bueno”; sin embargo, originalmente yo escribí “sé sincero” como un reflejo de la jerga de esa época. En la segunda estrofa también han degenerado primero y segundo verso: dice: “Si deseas una flor, no esperes a que se muera” cuando debiera decir “Si deseas regalar una flor, no esperes que se marchite…” Dos cosas señalo como recuerdo-prueba: en esa época aún se daban flores como símbolo del amor a la novia, a la madre, a la esposa. El cambio “si deseas una flor” es incongruente. Por otro lado, era la época en que no se llevaban las flores a la mano, se mandaban por medio del servicio de las florerías, servicio que aún los floristas del mercado La Victoria tenían (recuerden que en esos años yo vivía en Puebla), de ahí el Mándala hoy con amor…

En la tercera estrofa, podrán darse cuenta de que la expresión “la gente de tu casa” era muy propia del altiplano, principalmente de la zona sur, es decir Puebla, Tehuacán, Córdoba, Orizaba, Cd. Serdán. No se preguntaba “cómo está tu familia?”, sino “la gente de tu casa… bien?” O simplemente “Cómo están por tu casa? Como un simbolismo de familia. En el tercer verso, en los poemas públicos dice “al amigo, cerca o lejos,”; cuando debe decir “al amigo cerca o lejos, sea…”, otra expresión muy común en la época; cuando un amigo te citaba en algún lugar, la respuesta era “sea…” expresada como apócope de así sea. Ahora se dice, por ejemplo, OK.

En la cuarta estrofa la única diferencia es que a algún “léido y escrebéido” se le ocurrió que debiera llevar la conjunción “y” al inicio del tercer verso. No es así. El original dice: No esperes a que se muera / la gente para quererla; / haz que sientan tu afecto… haz que sientan tu afecto no es una frase complementaria, de serlo sí llevaría la conjunción “y”, pero no; es una frase que llama a la acción por separado.

La quinta estrofa también está maquiavélicamente trastocada. En el libelo dice: Tú serás muy feliz… en el original dice: Verás que puedes ser feliz. La primera frase es imperativa; en la mía pretendo abrir un futuro prometedor a cambio de una rectificación de actitud.

La sexta estrofa es mi orgullo, creo que fue tan bien estructurada - y que conste que aún no tenía los conocimientos que tengo ahora en materia literaria- que todos la han respetado. Todos y cada uno de los diversos firmantes del poema, la única estrofa que tienen igual es esa. Incluso, alguien por ahí ya la uso -sólo esa estrofa- para una canción popular. No recuerdo el nombre, pero deben haberla pasado en La Bonita, que es la estación acapulqueña que escucho cuando no estoy deleitándome con mis discos de música instrumental o clásica. La Bonita pasa música popular de mis tiempos, pero tiene varios programas de música regional; creo que en alguno de esos fue que oí la cancioncita aquella. La verdad es que me sentí orgulloso. Repito, podré haber perdido el crédito por descuidado, era joven, pero jamás perderé el derecho propio de la autoría. Eso sólo yo lo sé… y con eso basta!

 

 

ADIOS A TERESITA

 mi hermana, en el día de su sepelio

 

Mis hermanas me han pedido que dé las gracias a todos Ustedes, pero antes quisiera dar la despedida a mi hermana Teresa.

 

"A dónde vas que más valgas..." era una frase que Teresa acostumbraba, heredada de mi padre, para despedir en tono de reclamo bromista a quien se despedía. Muchos de ustedes podrán pensar, como alguna vez les escuchara decirlo, que Teresa no fue una mujer plena. Por qué? Porque nunca se casó? Porque nunca tuvo hijos? Que equivocados están. Teresa vivió su vida como cualquier otra mujer, pues también amó y fue amada; tuvo su decepción como muchos la hemos tenido. Pero no se arredró, aunque nunca volvió a buscar el amor. Adoptó como hijos a todos sus hermanos y sobrinos, a su padre mismo a quien cuidó hasta su partida.

 

Todos y cada uno de nosotros recibimos de ella el consejo y el regaño, la llamada de atención y el consuelo, porque todos la aceptamos como confidente. Y para todos tuvo una palabra de aliento, el apoyo necesario, o el reclamo que salía de su enojo. Su cara agria, naturaleza propia, se suavizaba cuando regañaba e incluso usaba la ironía tratando de no lastimar en su reclamo. Decía alguno que vivía enojada, que siempre peleaba, sin comprender siquiera que no era otra cosa que su seriedad acicateada por la preocupación que, valerosamente, siempre supo guardar en el alma.

 

Teresa no fue una santa, pero tampoco fue común. Le faltó maldad para ser mala y le faltó bondad para ser buena, como grabo en alguno de mis poemas. Su gesto amargo se perdía en su ternura, porque Teresita fue tierna. Fue especial para su familia, tanto como para sus alumnos y compañeros de trabajo.

 

Pero, quién la escuchaba a ella? Nunca la oí quejarse. Sólo dos veces en su larga vida acudió a mi: la primera, cuando luchaba por el amor; la segunda no hace mucho, cuando me anunciaba que iría a Acapulco a estar conmigo unos días y que diversificaría su programa de visitas, que las haría a más gente, pero más espaciadas, "pues me siento un fardo que ya estorba" decía con lágrimas en los ojos. Ya imaginarán ustedes mi respuesta.

 

No, Teresa no estorbaba en parte alguna, se sabía ganar la compañía ya lavando trastes, ya acomodando algo mal puesto, pero siempre atenta a ser útil. Si alguien piensa lo contrario, bien puede retirarse en este momento porque no conoció a Teresa, a Teresita, que se supo ganar a pulso el cariñoso mote que le pusiera Edmundo, mi padre, nuestro padre: Teresita del Niño Jesús. Sé que me escucha pues está allá, donde están Mis Viejitos como les llamo a todos los que se nos han adelantado en la partida, mi Padre, el Tío Salvador, Enrique, el Tío Chucho, y mi abuela Isabel, a quienes dedico también uno de mis libros con ese título.

 

Adios Teresa, no sufrimos tu partida pues pronto te alcanzaremos. A todos Ustedes, que nos acompañan ahora a despedirla, gracias por su presencia en nombre de toda la familia. Que Dios los acompañe como estoy seguro lo hace con Teresita.

 

Fco. Xavier Ramírez S. Dr. Ltt.

Octubre 20 del 2002

 

 

 

LA ORACION DEL ANCIANO

Escrita para mis hermanos de la

Fundación Gabriel Pastor.

 

Señor, hoy vengo a postrarme ante tus plantas, aunque no pueda hincarme a tus pies, para agradecerte el día de hoy y dejar en tus manos el de mañana. Permite que al final del camino la dignidad sea mi constante compañera, la paciencia de mis cercanos, y la bondad de mis cuidadores.

 

Que si perdí el oído, pueda escuchar y disfrutar la paz del silencio que impide la llegada de maledicencias e intrigas, sacrificando la del canto del hermoso zenzontle y el rumor de las plantas al amanecer, pero oportunidad incomparable para orar sin distracciones.

 

Que si perdí la vista, la obscuridad sea una amable compañera, no tenebrosa consejera, y ese marco negro el fondo de felices pinceladas que plasme con mi mente, recordando a mi modo rostros y momentos gratos, y la imaginación vuele en pos de paisajes incomparables.

 

Que si perdí el habla, sea ese silencio el freno de falaces expresiones, causantes de males y desgracias, de criticas adversas y comentarios hirientes, aunque sacrifique la gracia de la palabra amable y cariñosa, y recupere el perdido don de saber escuchar a mis amigos y vecinos.

 

Que si la silla de ruedas es mi pena, la convierta en ducho cómplice de mis alegrías, pues mil veces es mejor que arrastrarse, como lo hacen por la vida muchos que incluso no la necesitan; y valore con presteza la importancia del resto de mis facultades.

 

Y sirva la falta de cualquier sentido, en vez de depresiva insistencia, en maestría para agudizar el uso de los otros, todo con tu bondad y en tu alabanza.

 

Y sea la caridad ajena, volcada en mí en atenciones, causa de agradecimiento que pueda demostrar con mi propio esfuerzo y, de no poder, con la palabra mágica: Gracias.

 

Y seas Tú, Señor y Dios Mío, cuando dispongas la hora de mi partida, el que me espere a las puertas de tu Reino, perdonando mis agravios y reclamos. Así sea.

 

 

 

Carta a mi hija

 

Mi querida Jazmín:

 

Me pides consejo en lo que yo considero es tu primer momento importante de indecisión. Primero que nada, déjame decirte que toda la vida te he dado consejos; no todos han sido directos o verbales, pero una negativa, un grito, una mala cara, y hasta un chiste, han sido toques realizados con el único fin de que rectificaras alguna conducta. Tú no eras de consejos directos. Que bueno que ahora quieras recibirlos.

Sin embargo, debo recordarte que un consejo no implica una orden; es decir, es sólo un indicativo de alguna forma en la que puedas actuar, pero no obligadamente para ser acatado. La decisión de tu propia vida sólo tú la tienes en tus manos. Te quiero mucho y, al igual que a tus hermanos, doy gracias a Dios porque me ha permitido hacerles fuertes (ante todo y contra todo, incluso ustedes mismos) y de ahí mi confianza de que cada uno de ustedes tiene la fortaleza necesaria para buscar su destino. Es la mejor herencia que pude dejarles: las armas precisas, los principios morales, el poder de discernimiento y análisis... el saber distinguir entre el bien y el mal, en un momento en que el mundo es maldad y bondad confundida.

Yo también tuve mi oportunidad de estar lejos de mi familia con la diferencia de que, cuando esto sucedió, no habían los adelantos actuales que te permiten no sólo estar en contacto diario con nosotros sino hasta vernos. Pero la distancia no deja de ser distancia y por ende soledad en algunos momentos de nostalgia. Sin embargo, dicen y dicen bien que el pan ajeno hace al hijo bueno. Y no es que otro te mantenga o te dé, sino el simple pero importantísimo hecho de que puedas comparar la vida en uno y otro lado, no la bondad material que representa una sociedad como la canadiense, sino el calor de hogar que se siente junto a los tuyos. Es ahí en donde se aprende a valorar lo que tenemos... y lo que hemos recibido.

Pero la vida es vida y llega el momento de poner a prueba tus alas. No tengo miedo por ti. Recuerda que cuando saliste te dije: “ya puedes usar tus alas”, prueba de lo seguro que me siento de tu capacidad de defensa y autoprotección. Lo demás… es tu decisión y tu vida, así nos duela el verte lejos.

Que eres medio alocada? Todos lo hemos sido a tu edad! Que no sabes medir tus gastos? Yo apenas estoy aprendiendo a hacerlo! Que te deslumbra la buena vida y la diversión? Estas en tiempo de gozarlo… ya llegará el tiempo de asentarte. Eres, contra todo esto, juiciosa, reservada, precavida y lo que es mejor… decidida! Así es que no tengas temor de analizar y decidir.

Con todo esto, sí quisiera aconsejarte un poco ahora directamente y, repito, no para que obedezcas sino para que tengas mayores puntos de referencia en tu análisis personal.

Es natural que busques una mejor forma de vida, un medio más amplio para prepararte en la lucha por la superación, pero toma en cuenta que Estados Unidos es un país en el que se ve con desprecio a los latinos, especialmente a los mexicanos; en el que se les paga menos que a los demás por el simple hecho de ser mexicanos. Un país con un alto índice de inseguridad y en el que, cuando se buscan culpables, los latinos son los preferidos. Un país que, con todo y ser la primera potencia mundial, la inestabilidad económica es -en este momento- tan grande como en México. Es, en fin, una tremenda aventura incierta y de riesgo en la que muy pocos privilegiados pueden alcanzar la ciudadanía y vivir un poco mejor.

Canadá, por su parte, cuenta con tan buenas escuelas y universidades como USA. Muchas tienen, incluso, reconocimiento internacional. Sus programas educativos son más amplios y de mejor alcance. Sus programas de inmigrantes no sólo son totalmente diferentes a los de USA, sino más favorables para aquellos que en realidad buscan una mejor forma de vida. Hay facilidades, incentivos. Y es que Canadá es un país del primer mundo, pero en constante desarrollo. Su territorio es tan grande que no han podido colonizar ni la tercera parte. De ahí el respaldo al extranjero, el inmigrante. Pero… la soledad -aún enmedio de una multitud- siempre nos alcanza.

Tu vida es eso…. Tuya! y no la vas a vivir eternamente con Erika o con las otras u otros. Mañana, cuando te alejes de ellos, podrías arrepentirte de haber dejado la seguridad de un hogar por un destino incierto y riesgoso.

Finalmente, debes pensar en que no somos ricos. Tu madre quiere jubilarse, está cansada después de 35 años de trabajo intenso. Yo, no sé que tiempo más pueda vivir. Ambos quisiéramos que regresaras y verte desarrollarte aquí, con nosotros. No queremos influir con esto, mas debes tomarlo en cuenta. No estás sola, al final de cuentas, pero tampoco podemos mantener este tren de vida.

Por mi parte, me siento orgulloso de que tengas ese espíritu. Me recuerdas mi escape de casa sin más respaldo que mi ropa. Me agrada pensar que tú, la más pequeña, tenga los pantalones de vivir sola y ver al frente… ah! pero… ya viste que allá es fácil (relativamente) ganarte el dinero con responsabilidad y eso puede equivocar tu concepto. Una cosa es una oportunidad ocasional y otra pensar que bien se puede conseguir ganar el dinero tan fácilmente. No es igual trabajar un día de descanso que tener que hacerlo diariamente y todavía estudiar. Si no tuvieras más remedio, ni modo, pero tienes a tus padres, tienes la oportunidad de estudiar sin preocupaciones y formarte un futuro.

Ahora bien, qué haría yo en tu lugar? Yo también he tenido proyectos locos y bien sabes que todos los he alcanzado. Considero que lo mejor es que termines bien tu curso de inglés y regreses a México para estudiar, en tu ambiente, en tu medio, en tu idioma, una carrera que tenga futuro aquí y en cualquier otra parte del mundo (Relaciones Internacionales, Economía y Negocios, Turismo, etc), y sobre todo, con total respaldo económico de tus padres (nos sería más fácil). Una vez preparada, entonces sí! Lanzarte a donde quieras. No es lo mismo luchar armado con una espada de palo que con una de hierro. Y no es que me contradiga, no, simplemente creo que para ti sería más fácil, más viable. Te ahorraría el perder tu juventud en una constante lucha por subsistir. Te permitiría estudiar tu carrera sin sobresaltos económicos. Contar con una seguridad moral y, además, reflexionar sobre si en realidad te interesa vivir allá. Toda nueva forma de vida es también deslumbrante.

Ya conociste Canadá. Con tu carrera, no te gustaría conocer Francia, o Inglaterra, o Argentina? El mundo se desarrolla tan rápidamente que ya hay en México empresas internacionales que envían a sus profesionistas a diversas partes del extranjero. Sé bien que allá puedes estudiar, como tú lo dices, pero no cambies plata por oropel pensando que es oro. Como una experiencia en tu vida, la estancia en Canadá es incomparable. Pero… cuidado! Mucho cuidado con confundir esa experiencia con una opción en tu vida. Eres aún joven, muy joven y tienes muchos años por delante para prepararte y elegir. Termina y regresa. Deja correr un poco de tiempo y valorarás mejor todo. No pienses en que Acapulco es tu reducto, no, México es tu más amplio panorama! Puedes estudiar en Puebla, o en Querétaro, o en Monterrey. Aquí vienen también estudiantes de todo el mundo porque nuestras universidades tienen también un prestigio internacional.

 

Bueno… al final de cuentas… esto es lo que haría yo.

 

Te ama con todas sus fuerzas:

 

Tu Padre.

 

 

PERDÓN!

 

Dios! Cuánto daño hicimos! Cuándo íbamos a imaginar que con nosotros, con nuestra actitud, nuestra indolencia, nuestro valemadrismo, mandaríamos a la humanidad a la tumba!

A todos ustedes, jóvenes que ahora se arman para enfrentarse a otros jóvenes para matarse entre sí; a ustedes, niños que ven las noticias de guerra como si fuera una película más en el televisor, que juegan ya no a los indios y vaqueros, sino a la guerra de las galaxias; a ustedes, mujercitas que ven el aborto como escupir al piso o pasar una noche en la disco, y luchan por unos supuestos derechos que lo único que han hecho es denigrarlas; a ustedes hombres y mujeres del mundo que conforman las generaciones posteriores a la mía, esa del movimiento hippie, del haz el amor y no la guerra, del derecho a ser madre soltera, del amor y paz pero no matrimonio, del me vale y el todo se vale, que fuera el inicio de una debacle moral universal, el arranque de un crecimiento poblacional inusitado y descontrolado que decuplicó la población mundial en 30 años; que fincó las bases para que nuestros descendientes devastaran la ecología del planeta; que generó tal ilusión por el urbanismo, que el abandono rural dañó para simpre la producción del campo; esa generación que encontró gusto por el alimento enlatado, creyendo que el natural no era necesario; y que habilitó el consumismo como diversión cotidiana a pesar de su innecesarismo. Sí, a todos ustedes, a las puertas de la muerte... les pido perdón en nombre de mi generación!

Sé que nos es posible revertir mucho del daño hecho, pero en mi lecho de muerte aun tengo esperanza en ustedes. Sé que la mayoría no llegó a conocer las virtudes de la tranquilidad en la calle de casa, cuando se podía uno sentar pacientemente en la mecedora del portal, a puerta abierta y sin temor alguno, para ver pasar vida, destino y vecinos. Sé que desde siempre ustedes han visto caos, guerra, matanzas, corrupción, vicio, degeneración, pero les juro que no siempre fue así. Nosotros empezamos, nosotros fuimos. Hicimos el amor como locos, libremente, bueno... libertinamente! y lanzamos al mundo madres solteras frustradas que casi llegan a ser mayoría en las estadísticas, e hijos que, sin padre y guía, crecieron resentidos con el espíritu vengativo social más arraigado que el nacionalismo y el compañerismo mismo. Algunos de sus padres, fueron de esos y, ustedes, víctimas de sus frustraciones, no entienden lo que es una regla porque a nadie han visto seguir las reglas. Cómo quieres que cumpla, me decía un joven amigo y empleado, si no veo que cumpla nadie en el mundo!

Pero yo espero, con confianza en Dios, que la humanidad no desaparezca a pesar de todo, a pesar de que quizá acabe antes que yo, que estoy en el lecho de la muerte. Ahora, sólo basta un botón y un loco para acabar con todo. Y vaya que si andan por ahí varios locos en el mundo... muy cerca de esos botones! Por Dios! Perdonen a mi generación y voltéen más atrás, cuando la vida era digna de vivirse: ahí lo tienen, en las viejas películas, en donde el muchacho encontraba espacio para estacionarse a las puertas mismas de la casa de su novia; en donde el drama era superado siempre por la comedia, no se hacía comedia para generar el drama!

Abran los ojos! Censuren lo que hicimos... pero rectifíquenlo! Analicen el pasado, no traten de entender y explicar el presente. El presente es la locura, el resultado de un craso error generacional! Es verdad aquello de que todo tiempo pasado fue mejor, investiguen, estudien, comparen... y perdonen!

Dios quiera iluminarlos... no por mí, que voy de salida, sino por los hijos de mis hijos, esos pequeños que sonríen a la vida sin saber que están gozando sólo de las sobras que les dejamos, maldita sea! Quién pudiera regresar el tiempo y rectificar errores, pero el tiempo no vuelve, son las actitudes las que deben cambiar, la mentalidad, las costumbres, retornar a los buenos hábitos, a los valores morales de que ahora tanto se ríen quienes, con justa actitud, nos acusan de haber sido sus destructores. Pero... qué podemos hacer? Sólo pedir perdón, y rogar a ustedes que intenten ser felices... haciendo lo correcto.

Yo no sé en los demás, muchos de ellos ya se han ido, pero en mí, en lo personal, y a pesar de que si bien no fui parte activa en el movimiento hippie, no consumí drogas, no embaracé chicas, y los valores morales que sembrara en mí mi abuela están hasta la fecha intactos, sí siento la inmensa responsabilidad de haber sido indolente ante esas actitudes, de no tener la suficiente visión para entender lo que provocaban y, por lo tanto, siento un arrepentimiento profundo y desgarrante: nosotros fuimos los destructores del mundo! Perdón! Mil veces perdón! Ayúdenme a salvarlo! (FXRS)

 

 

DESPEDIDA

(A petición de una alumna de mi esposa)

Junio 2004

 

Hoy es un día de esos en que los sentimientos se encuentran. Las despedidas siempre tienen un algo de tristeza, pero también de alegría. Culminar un año escolar es motivo de esa alegría. Decir adiós a los amigos es triste.

Sin embargo, en mi corazón guardo un sentimiento muy especial por tu compañía, siempre grata a lo largo de estos años de estudio. Dicen que la amistad también es una especie de amor. Contarnos nuestras penas y triunfos ha sido gratificante. Nuestra relación, inolvidable. El respeto que nos mostramos mutuamente es signo inequívoco de esa amistad.

Por eso, ahora que te retiras a nuevos horizontes, no quiero dar paso a la tristeza sino a la esperanza. Una esperanza fincada en tus futuras luchas, en ese desesperado esfuerzo que los jóvenes volcamos para salir adelante. Creo en tí, sé que lo lograrás si siges siendo el muchacho sano que has sido hasta ahora.

Quizá dejaremos de vernos, cruel realidad de la mayoría de las relaciones de la época de secundaria; quizá seguiremos viéndonos encontrados en una misma institución, por casualidad de la vida, o por verdadero deseo. Si acaso dejásemos de hacerlo, un recuerdo muy singular quedará grabado en mi corazón; los momentos coloridos del compañerismo, las palabras de aliento vertidas, el llanto en el hombro, la risa franca y abierta ante las gracejadas juveniles, alimentarán ese recuerdo, resistiendo hasta el final el inexorable olvidar de tu rostro. Si no lo hiciésemos, te ofrezco renovar con nuevos bríos nuestra relación de amistad, seguir apoyando tu camino y recibir con agrado el tuyo, aplaudir con entusiasmo tus logros con la misma intensidad con que censuraré tus fallas, esperando recibir a cambio la misma actitud de tu parte.

No, amigo mío, hoy no es día de llorar aunque derrame alguna que otra lágrima, no es día para decirse adiós simplemente. Es un momento que la vida nos pone como prueba y seremos nosotros, sin duda alguna, los que le habremos de convertir en un adios... o en un hasta luego prometedor. Así se valora el sentimiento.

Sólo me resta decirte que si alguien dejó huella en mi joven vida, fuiste tú. Espero, sinceramente, ser digna de tener un pequeño hueco en tu memoria. Y no por ser mujer y hombre el sentimiento desbarra, pues aquel que dijo que un hombre jamás podrá ser amigo de una mujer... se equivoca! Yo soy... siento ser tu amiga! Y amigos hay pocos en el mundo.

Sea pues esta no una carta de despedida sino la cita que marca un parteaguas en nuestra vida. Si nos seguimos frecuentando, le sacaremos ocasionalmente para refrescar el recuerdo del sentimiento secundariano; si nos olvidáramos, para añorar esos momentos que disfrutamos juntos. Conserva, junto con ella, el respeto que me mereciste.

 

Un fraternal beso... y un abrazo.

 

 

EL MILAGRO DE MARGOT

 

Mi muy querida amiga Margot Rosenzweig Vda. de Palazuelos es una mujer polifacética; escribe, hace poesía, pinta, y ayuda en cuanto puede y a cuantos puede, es en pocas palabras sensibilidad y filantropía pura. En contraste con esto, y por eso mucha gente no la ve con buenos ojos, siempre dice la verdad le duela a quien le duela. Es pues, sincera, honesta, leal consigo misma y con sus amigos.

Hace algun tiempo se dedicó en cuerpo y alma a pintar un cuadro de la Virgen de Guadalupe que, como gran honor para ella, quedará expuesto en la nueva catedral de Acapulco. Hace un año aproximadamente, en peregrinación, la imagen guadalupana fue trasladada de su casa a la Iglesia de Cristo Rey que preside el Padre Angel. La imagen puede contemplarse ahora en un anexo que existe sobre el lado izquierdo del templo.

Todo esto, independientemente de, repito, ser un honor para ella como pintora y como mujer, no pasaría a más si no fuera por dos pequeños grandes detalles.

Al llegar al templo, y mientras esperaban que el público terminara de admirarla, una señora se acercó a Margot para decirle, llena de emoción, que algo pasaba con la pintura. Llegados a ella Margot y varias personas más que le acompañaban, todas de indudable honestidad, pudieron contemplar que las ropas de la virgen, sin perder un ápice su plasmado original, dejaban ver, en forma sombreada y conformada por pliegues y adornos propios de la vestimenta virginal, la clara definición de un Cristo con los brazos extendidos hacia arriba, como pudieran haberse visto en el momento del descenso de la cruz. Para muchos fue un milagro, para Margot y sus acompañantes una sorpresa.

Días más tarde, alguien avisó que de un lado del rostro de la Virgen escurría una gota de pintura obscura. Imposible, dijo Margot, esa pintura tiene varios meses de pintada y por ende está totalmente seca! Sin embargo, la realidad era otra. Efectivamente, del lado izquierdo del rostro de la guadalupana escurría una gota obscura. Nuestra amiga no lo pensó dos veces, tomó un pincel y retocó la pintura. Meses después, la gota volvió a recorrer su camino, rebelándose a desaparecer.

Me enteré de esto en una reunión que tuvimos a principios del mes de enero. A mediados de febrero, hace unos cuantos días, recordamos la plática y Margot me dijo que la gota aún estaba presente y que, para colmo, estaba fresca.

No soy presto a creer en milagros, aunque declaro ser católico fehaciente. Margot, al ver la duda en mi cara, me invitó para ir a Cristo Rey, y accedí.

El primer impacto que recibí fue, al entrar, el notar claramente el rostro del Cristo y sus brazos extendidos y me cimbró aún más la gota aquella que, como Santo Tomás, hube de tocar para comprobar, no sin una inmensa sorpresa que, efectivamente, estaba fresca.

Puedo afirmar que conocí el cuadro desde el momento mismo de su concepción, seguí el proceso de su elaboración y puedo atestiguar que tenía varios meses de terminado por lo que la pintura estaba ya más que seca. De igual forma, aseguro que hasta un día antes del traslado, el ropaje de la guadalupana no denotaba el rostro aparecido. Qué fue? Dios lo sabe! Yo sólo lo comento. Usted... vealo y califíquelo.

 

EL ULTIMO CABALLERO

 

“La belleza de la vida se ve opacada con la ingratitud de la muerte. Porque la muerte siempre es ingrata, se lleva a los que queremos y deja a los que repudiamos. Se lleva a los buenos y deja a los malos. Se lleva al joven y deja al viejo”.

Así son nuestras quejas, nuestra inconformidad ante la muerte. Sin embargo, la verdad es que la muerte no tiene distingos, lo mismo se lleva al joven que al viejo, al malo que al bueno, arrasa parejo. Incluso, a veces, la muerte es liberadora o el final tranquilo de una vida feliz y provechosa.

El viernes 4 de agosto del 2000, a las siete y veinte de la mañana abandonó este mundo el último caballero que conocía: Gorgonio Muñoz Cotino.

Tixtleco de vida entera, Gorgonio nace en Las Tunas, Mochitlán, el 9 de septiembre de 1939, región tixtleca, cuna de maestros y literatos, por lo que es fácil verlo cruzar por el Internado Adolfo Cienfuegos y Camus, la Normal Rural de Ayotzinapa y el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, hasta alcanzar su titulación en la Normal Superior. Llegó a ser miembro de la World Academy of Arts and Culture y de la World Academy of Modern Literature, es incluso, uno de los fundadores de la Academia Mexicana de Literatura Moderna.

Hombre cabal, entero, de corte viejo pues, Gorgonio fue maestro de profesión y literato por convicción. Su carácter serio, pero amable y respetuoso le daba un lugar muy especial entre quienes le conocían. Su aspecto bonachón era el marco perfecto para hacer de él, aunado a sus cualidades, el Ultimo Caballero.

De sus virtudes, ni hablar. Gorgonio alcanzó la licenciatura en Español -Lengua y Literatura-. Su amor por la lengua hispana era manifiesto. Su paso por las aulas dejó cientos de corazones infantiles inflamados por el fervor de su poesía, o el interés por sus cuentos e historias. Su jubilación -tras más de treinta años de servicio- le dio la oportunidad de realizar su último sueño: publicar su obra.

Autor de varias obras registradas como Poemario o El Coprero, alcanza cuatro primeros lugares en el Concurso Estatal de Composición Poética; un segundo lugar Estatal en Cuento, y un tercero Nacional Literario. En 1994 publica Caminando por Guerrero y en 1997 llega a mi puerta, con sus obras bajo el brazo, ilusionado por nuestro programa de financiamiento a nuevos valores literarios surianos.

Así conocí a Gorgonio. Desde que lo vi por vez primera, me recordó a aquel viejo “Señor Maestro” que tenía la mirada dulce y el gesto amable, pero el carácter bien fincado y la rectitud por norma que forjara mis primeros años secundarianos. No falló el exámen a priori. Así era Gorgonio, a más de maestro. Pero Gorgonio tenía una virtud más que ya muy dificilmente se encuentra: la lealtad.

Sus recursos económicos eran limitados. Usted sabe cuánto recibe un maestro jubilado! Y sin embargo, juntaba sus centavitos “sobrantes” para poner la parte de financiamiento que le correspondía en la publicación de sus libros, y para no faltar a uno solo de los eventos que realizamos a lo largo de los primeros cuatro años de existencia. Alguien me preguntó alguna vez, al darse cuenta de que siempre le ibamos a dejar a su casa, que de qué privilegios gozaba Gorgonio que a él no se le otorgaban. Mi respuesta fue: del privilegio de la decencia, mi amigo, de la decencia.

Con Editorial Sagitario publicó un libro por año: Cuentos de Antaño -1998; Un Amor en Verano -1999; y Pleitesía, Regocijo y Fantasía en 2000. Por desgracia y cosas del destino, ya no alcanzó a ver publicado éste último. Cuando fuimos a entregar su obra terminada ya no tenía uso de conciencia. Murió al día siguiente.

No fui a su velorio porque en verdad le estimaba. No quise cambiar su recuerdo, ese de su risa espontánea o el consejo a flor de boca, por el de la frialdad de la muerte. Lo que tengo de dureza de carácter no es más que una pantalla defensiva-protectora de mi excesivo sentimentalismo. Quise mejor usar la escritura, el medio que más nos identificó a Gorgonio y a mí, para despedirme, para decirle Adios al último caballero que conocí.

En reconocimiento a su labor, intentamos instaurar la Medalla Anual al Mérito Literario “Profr. Gorgonio Muñoz Cotino” que sería entregada al literato que más se identificara con el profesionalismo, la humildad, la inspiración y la lealtad que caracterizaron a mi admirado Gorgonio, pero circunstancias desfavorables lo impidieron. Esperamos que, ahora, al llegar al décimo aniversario de Sagitario, respaldados ya por la Academia Mexicana de Literatura Moderna, logremos ese objetivo-homenaje en recuerdo del amigo.

 

 

 

Esta es una obra auspiciada por la

ACADEMIA MEXICANA DE LITERATURA MODERNA

Y

EDITORIAL SAGITARIO

registrada con el No. 178 dentro de su

PROGRAMA DE FINANCIAMIENTO

PARA ESCRTORES IBEROAMERICANOS

 

 

 

 

 

Este libro,

registrado con el No. 178 dentro del

Programa de Financiamiento

para Escritores Iberoamericanos,

se terminó de imprimir
el día 30 de abril del 2008,

con un tiro de 500 ejemplares

y bajo el sistema POD,

en los talleres de

Editorial Sagitario

Acapulco, Gro. México.

 

Todos los derechos reservados.

e-mail: editorialsagitario@hotmail.com

 

gallery/nuevo logo 2018 chico
gallery/academia mundial combinado
gallery/sonatina poética